Como planificar una reforma de la vivienda

Embarcarse en la reforma de la vivienda puede ser una autentica aventura al estilo Indiana Jones, si además, estamos reformando la vivienda habitual, y tenemos que vivir en el domicilio mientras se efectúan los trabajos, la cosa puede convertirse en un infierno.

suelos laminados karpenterium

En este artículo te daremos unas pautas para que la reforma de tu hogar no se convierta en una pesadilla.

La «PLANIFICACIÓN«, esta es la palabra clave. Una buena planificación de la reforma puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza: profesionales que no pueden hacer el trabajo en la fecha que necesitamos, materiales con un plazo de entrega elevado, presupuestos que se desvían, retrasos, etc.

No nos engañemos, incluso una buena planificación, no puede evitar los problemas derivados, o mejor dicho, que pueden surgir en una reforma. Eso si, de aparecer estos serán menores y si además hemos creado un plan de contingencia para emergencias o imprevistos, solucionarlos será infinitamente más sencillo.

Pero ¿Como planificamos la obra o reforma?

El tiempo es un factor clave. Las prisas no son buenas consejeras. Planifica con tiempo los trabajos. No pasa nada por empezar a pedir presupuestos incluso antes de tener claro que vamos a hacer o reformar en nuestra casa. Puedes pedir presupuesto de ventanas, puertas, pintura, suelos, sanitarios, etc… Esto además de situarte en los costes aproximados de cada partida, te acercara al sector. Un acercamiento a los profesionales de cada sector de la construcción siempre es bueno, pues te podrán dar ayudas o alternativas que quizás no conocías con anterioridad.

Apuntalo todo por escrito

Organizate: necesitaras una aplicación, programa, hoja de excel o si no eres amante de las nuevas tecnologías, al menos un cuaderno dedicado en exclusiva al proyecto. Es importante que vayas recogiendo todas las ideas, fotos de lo que te gustaría hacer, ideas, inspiraciones o incluso plagio. Seamos sinceros la decoración casi siempre está copiada o inspirada en algo. Para ello es muy interesante la aplicación Evernote, que te puedes instalar y utilizar a modo de lista de tareas con notas, audio, fotos…etc. Muy útil de verdad, pero lo dicho sino os va eso, al menos un bloc de notas. Por cierto, pide presupuestos en papel o email, que quede constancia y pide plazos. No admitas precios de palabra, o podrás tener disgustos. Es algo habitual en el gremio, o al menos más de lo deseado, que los precios suban a mitad de los trabajos.

pintura karpenterium

Haz una hoja de ruta

Apunta en un timeline las fechas en las que quieres hacer cada uno de los trabajos. Te ayudará hablar con los profesionales y preguntarles cuanto tiempo aproximadamente les llevará el trabajo. Se pesimista, si un albañil te dice que te hará un tabique en 3 días tu cuenta 5 o 6, por si acaso, siempre es mejor que los tiempos de ejecución de los trabajos de la obra sean mejores a lo estimado que no al contrario. ¿Por qué? Por que si el albañil no te hace el tabique imaginario, quizás el fontanero que había quedado en irte a continuación, no pueda hacer lo suyo, se enfade y se vaya a otro trabajo y te deje tirado o algo peor. No está demás que durante la ejecución de los trabajos llames a tu reformista o trabajadores de oficios para recordarles la fecha comprometida. Te sorprendería la de profesionales de la construcción que no llevan agenda y trabajan de cabeza. Y claro se olvidan. En otras ocasiones, se comprometen con otros clientes posteriores a ti para no perder dichos trabajos. Insiste mucho en este aspecto pues los retrasos te pueden llegar a costar dinero.

Pon Orden en tu obra

Es importante que tengas claro el orden de ejecución de los trabajos en la obra de reforma. Piensa que si por ejemplo pintas la casa antes de revisar la instalación eléctrica y al hacerlo hay una avería y se necesita hacer una roza, habrás tirado el dinero de la pintura lo que te supondrá un sobre-coste. Te estarás preguntando que orden es ese. Bueno es muy lógico pero por si acaso la lógica no va contigo te daré unas pinceladas:

En primer lugar los trabajo de demolición, si quieres tirar un tabique, esto será lo primero que deberás hacer. O si para cambiar los azulejos del baño necesitaras quitar los viejos, pues hazlo antes de empezar a construir. Primero destruir luego construir.

 

En segundo lugar la carpintería exterior. Si vas a cambiar las ventanas, hazlo antes de nada. Como no es habitual tener ventanas con premarco, la sustitución de una ventana suele ser un trabajo que implica arrancar la vieja y por tanto generar escombro.

 

En tercer lugar la carpintería interior. Si necesitas cambiar o instalar premarcos de madera. Si tu obra es moderna y ya tenia premarcos y solo quieres cambiar el modelo de puerta, este paso lo puedes omitir.

 

En cuarto lugar, instalaciones eléctricas, de agua y calefacción. Generalmente van empotradas, por lo que si precisas renovar las tuberías o el cableado eléctrico deberás hacerlo antes de nada por si acaso. Imagínate una tubería que pierde y lo detectas cuando ya has puesto azulejos: ¡LA LECHE! por no decir algo peor.

 

En quinto lugar, la albañilería, solados alicatas, remates de yeso, aislamientos etc. Todos esos trabajos que manchan bastante pero que son imprescindibles.

 

Terminado lo tosco, es hora de los oficios más decorativos. Suelos laminados, pintura y puertas. Puede ser en este orden, pero te recomendaría dejar la pintura para el final, junto con las jambas de las puertas y remates como tiradores pomos etc.

 

¡Ojo al dato!

Si vas a cambiar la cocina y sus muebles, igual te interesa ponerlos antes de pintar la casa. A veces al meter este tipo de muebles grandes se producen roces y descorchones en la pintura.

Por si las moscas, pacta con el pintor en el precio, un repaso final de la obra, por si sucede algún accidente en los últimos días de la reforma y terminas inaugurando tu reforma con paredes rayadas.

decoración y diseño de interiores

Decoradores Profesionales

Si finalmente decides que todo esto de la reforma te sobrepasa un poco, puedes optar por contratar los servicios de un decorador. De esta forma podrás plasmar tus ideas en papel, ver simulaciones en 3D de la vivienda reformada y delegar en una persona profesional y conocedora del sector la responsabilidad de ejecución de los trabajos. Es cierto, esto tiene un coste que puede encarecer la reforma. Pero no siempre. ¿Por que puede salirte mejor o más barata la reforma con un decorador? Bueno esta pregunta parece trampa, estaréis pensando que esto es el chocolate del loro o que me lo invento. Pero suponer que vais a reformar vuestra vivienda y después de mirar todo lo que queréis hacer y pedir presupuestos a profesionales llegáis a la conclusión de que vuestra reforma costará entorno a 20.000 euros (por ejemplo). Bien, llegados a este punto, no perdéis nada por halar con un decorador. En karpenterium por ejemplo cobramos un 10% aproximadamente del valor de la obra. Esto sería 2.000€, pero que ocurre, que un decorador conoce a muchos profesionales, por experiencia sabe quien es más barato, quien trabaja mejor, que calidades utilizan, etc. Y podemos conseguir ahorros, negociando con el proveedor claro está, de hasta un 10%  o incluso más. Con lo que finalmente la obra cuesta igualmente 20.000 euros pero habrás contado con un profesional del diseño, que además de ayudarte en el diseño y darte valiosas ideas, te dará todo llave en mano y al mejor precio posible.

Mi recomendación personal

Una muy buena opción a la hora de reformar una vivienda, es hablar con el decorado, y exponerle cual es tu presupuesto estimado y lo que quieres hacer. Te dará su opinión y te dirá si es posible o no. Te sorprenderías de como se puede reformar un piso de 100 m2; ventanas, puertas, suelos nuevos, pintura, cocina y baño por presupuestos desde 10.000€ hasta 100.000€ ¡claro!, dependerá de las calidades y de los proveedores y de otros factores. Además no pierdes nada por hablar y pedir información. ¡Es gratis!banner karpenterium ventanas