IVA Reducido para la reforma de vivienda

IVA reducido para la reforma de vivienda

Muchos habréis oído hablar del IVA reducido para la reforma de vivienda al 10% en lugar del habitual 21% para la reforma de viviendas. Seguramente si preguntáis a vuestro albañil o reformista, éste no habrá sabido responderos a todas vuestras dudas. No os preocupéis, vamos a intentar aclarar aquellas cuestiones que se puedan plantear a la hora de abordar una reforma en vuestro hogar. De este modo podréis beneficiaros de un buen ahorro en el IVA de la factura final. Y lo mejor de todo, 100% legal, para no tener problemas con hacienda.

¿A quien se le puede aplicar el IVA reducido y a que tipo de inmueble?

Es imprescindible que el destinatario de la obra de reforma sea una persona física, es decir, no valen personas jurídicas, dígase sociedades mercantiles u otras formas jurídicas. Tampoco nos valen personas físicas cuando actúan como empresarios o profesionales, dígase autónomos. Es decir, si eres autónomo no puedes actuar como empresario o profesional en la contratación de los trabajos de reforma de tu casa.

Y hablando de tu casa. Este es el segundo requisito: es necesario que la vivienda se utilice para uso particular o residencial. La vivienda no puede destinarse al alquiler. Aquí existe una pequeña excepción, según criterio DGT, y es la posibilidad de que el destinatario sea arrendatario de la vivienda. Esto significa, que si no eres propietario de una vivienda, vives de alquiler, y vas a hacer algún trabajo de reforma, entonces si podrías beneficiarte del IVA reducido. Siempre y cuando la factura vaya a nombre del inquilino y no del propietario. Aún así, si este es tu caso, te recomiendo te pases por tu oficina de hacienda más cercana y te informes bien primero.

También se puede aplicar el IVA reducido a reformas en Comunidades de Propietarios, siempre que la factura no vaya destinada al administrador de la finca o a una entidad aseguradora.

tipos de inmuebles

Viviendas: incluyen garajes, elementos anexos (trasteros) y locales de la comunidad. Se incluye cualquier vivienda, ya sea primera o segunda residencia. Importante: debe tratarse de una construcción finalizada al menos dos años antes del inicio de las obras de reforma. Deberá dejarse constancia por escrito de este término y deberá estar firmado por el destinatario de la factura (el propietario de la vivienda a reformar).

¿Qué tipo de obra y trabajos de reforma son de aplicación?

En principio cualquier trabajo de reforma, renovación o reparación en viviendas o edificios destinados a viviendas. Entre los criterios DGT se incluye:

  • Pintura
  • Instalación, renovación o sustitución del ascensor
  • Sala de Calderas
  • Equipos o sistemas de telecomunicaciones
  • Detectores de Presencia
  • Obras de Rehabilitación Energética
  • Mejora de Cerramientos
  • Instalaciones eléctricas, de agua y climatización
  • Protección contra incendios
  • Bajantes
  • Rehabilitación de edificaciones en general
  • Obras accesorias

¿Qué condiciones debe cumplir la obra?

iva reducido para reforma de viviendaEsto es un detalle fundamental e imprescindible cumplirlo si queremos beneficiarnos del IVA reducido: que la persona que ejecute la obra no aporte materiales para su ejecución cuyo coste exceda del 40% del total de la reforma.

Y, ¿qué materiales computan en la determinación de dicho porcentaje? Pues todos aquellos que queden incorporados materialmente al edificio (ladrillos, cemento, yeso…) además de la siguiente lista:

  • Encimeras y muebles de cocina
  • Materiales vistos de albañilería (mármol, azulejos, …)
  • Sanitarios
  • Mecanismos eléctricos
  • Focos halógenos
  • Carpintería metálica o de madera
  • Otros materiales que sean necesarios para lleva a cabo la reforma

Como habréis podido comprobar, prácticamente todos los materiales utilizados en una reforma y que queden de forma permanente en la vivienda están incluidos en dicho computo. Dicho esto va a ser más fácil y más clarificador si lo exponemos al contrario: ¿Qué materiales están excluidos?:

  • Andamios
  • Elementos que se utilicen de forma accesoria (instrumental, maquinaría, …)
  • Electrodomésticos de gama blanca y marrón

Supuesto de subcontratación de determinados trabajos

IVA reducido para la reforma de viviendaLas operaciones subcontratadas tendrán la misma naturaleza que si se hicieran directamente. Es decir, tendrán la misma relevancia y peso ponderador del 40% de los materiales sobre el total de la factura. De este modo no se puede “adelgazar” el peso subcontratando ciertos trabajos que incorporen materiales.

Un caso practico de IVA reducido para la reforma de vivienda

No es correcto facturar los materiales por un lado y el servicio de albañilería/instalación por otro para aprovechar el tipo reducido de IVA al 10%.

  • Exclusivamente venta de materiales: IVA al 21%
  • Exclusivamente trabajos de reforma: IVA al 10%
  • Trabajos de reforma + Materiales (coste inferior al 40% del valor total de la reforma): IVA al 10%
  • Trabajos de reforma + Materiales (coste superior al 40% del valor total de la reforma): IVA al 21%

Se hace por tanto imprescindible que la factura vaya desglosada y detallada con todos los conceptos, trabajos y materiales así como cantidades de los mismos, precios unitarios y precios totales. Además como hemos visto es imprescindible que los materiales no superen el 40% del total de los trabajos de reforma incluyendo materiales y mano de obra.

Además en el concepto de la factura se habrá de hacer referencia al concepto principal que motiva la obra, sin perjuicio de que se incorpore un desglose de las diferentes labores realizadas y de las obras accesorias necesarias para ejecutar la principal.

El destinatario de las obras (propietario de la vivienda o arrendatario) firme una declaración acreditando tanto el uso de la vivienda particular como la finalización de la construcción de la vivienda al menos dos años antes de iniciarse los trabajos de reforma.

Ejemplo de obra de reforma con IVA reducido para la reforma de vivienda al 10%

Un particular compra en una gran superficie materiales por importe de 1.000€.

Como en los 1.000€ incluye el IVA al 21%, el cliente ha comprado materiales por valor de 826,44€ + 173,55€ de IVA = 1.000€

Llama a un profesional para que le coloque el material y éste le cobra 1.600€ por colocarle el material. Como en los 1.600€ el profesional incluye el IVA del 21%, al cliente le ha costado la mano de obra 1.322,31€ + 277,69€ de IVA = 1.600€

Al cliente particular le ha costado toda la reforma 2.600€. Un total de 826,44€ de materiales más 1.322,31€ de colocación. Total 2.148,75€ + 451,25€ de IVA = 2.600€

Como los materiales no exceden del 40%, sino que en el ejemplo son el 38,46% del total, se pude aplicar el IVA reducido del 10%. Si en vez de comprar por separado el material y la mano de obra, el cliente particular hubiera adquirido el material al profesional, la factura habría sido:

Colocación: 1322,31€
Materiales: 826,40€
Total: 2.148,71€
IVA al 10%: 214,87€
Total a pagar: 2.363,58€

Se habría ahorrado: 236,42€ de IVA, que represente un 9,09% del total de la reforma.

Ahora bien, los materiales ya están comprados pero aún estáis a tiempo de pedirle al albañil o instalador que puesto que cumplís con todos los requisitos os facture la mano de obra con un IVA del 10%. En este caso quedaría de la siguiente manera el ejemplo anterior:

Colocación: 1322,31€
Materiales: 826,40€
Total: 2.148,71€
IVA al 10% de la mano de obra: 277,69€
IVA al 21% de los materiales: 132,23€
Total a pagar: 2.454,54€

Se habría ahorrado: 145,46€ de IVA, que represente un 5,06% del total de la reforma.