Consejos para una buena (correcta) instalación de la ventana [parte 2]

 Técnicas y materiales de instalación de una ventana de PVC

Hasta la fecha una buena instalación de ventanas se podía describir de la siguiente manera: anclaje mecánico de la carpintería al hueco, sellado de aislamiento con espuma PU y sellado perimetral entre carpintería y obra.

instalacion tradicional de ventanas
Instalación tradicional de ventanas de PVC

En los últimos tiempos se ha producido una gran evolución de los materiales a utilizar en la instalación de ventanas, lo que ha mejorado las prestaciones térmicas, acústicas, la estanquidad y la durabilidad. Para este fin se pueden utilizar diversos materiales individualmente o en conjunto según el modelo constructivo. Estos materiales son espumas flexibles de PU de última generación, membranas de estanquidad, bandas precomprimidas de PU auto-expansivas y selladores de alta densidad.

La técnica de instalación será la misma en cada caso, independientemente de la tipología de la carpintería que se vaya a instalar (madera, PVC o aluminio), es decir, la técnica o los productos a utilizar variarán en función del modelo constructivo, no del tipo de carpintería. La técnica de instalación es válida para obra nueva, rehabilitación y construcciones tipo Passivhaus. En las siguientes ilustraciones se pueden ver diferentes modelos constructivos:

instalacion de ventana a tope

Principales características de los nuevos materiales para la instalación de ventanas

Se describen a continuación las principales características de los nuevos materiales.

Espuma PU flexible: es un material de última generación. La flexibilidad de la espuma le confiere un efecto memoria que provoca la absorción de los movimientos de contracción y dilatación de la construcción sin romper la estructura de la misma.
Al conservar su estructura interna, multiplica el ciclo de vida del material y le proporciona unas importantes características acústicas. Además, es un material sin post-expansión que permite realizar el trabajo de forma más limpia y segura. La espuma se utiliza en el hueco entre carpintería y obra y proporciona aislamiento térmico y acústico.

Membranas de estanquidad: existen dos tipos de membrana, una de aplicación interior y otra de aplicación exterior. Se trata de una banda de fieltro impregnada con una película de polietileno, que asegura que las juntas queden totalmente impermeables a la vez que permiten la respiración de la junta.

Aunque portan auto fijación adhesiva es necesario utilizar un adhesivo para asegurar que permanecen correctamente fijadas. Estas membranas se colocan en la carpintería y cubren la junta entre carpintería y muro.

Bandas precomprimidas de PU auto-expansivas: este material es una espuma de poliuretano precomprimida impregnada en una resina sintética que asegura la estanquidad al aire y la lluvia y a su vez permite la permeabilidad al vapor de agua.

Según las dimensiones de la junta, se necesita un tipo de cinta, adecuada a la misma. Este material soluciona los puentes térmicos y la estanquidad en la base de la ventana, entre ventana y alféizar. Es el sustituto ideal cuando no se puede aplicar espuma PU líquida. También es una alternativa a la espuma PU.

Bandas precomprimidas de PU auto-adhesivas

Selladores de alta densidad: son selladores de última generación que proporcionan mayores valores de aislamiento y estanquidad. Su método de uso es exactamente igual que otros selladores tradicionales.

Técnicas actuales de instalación de la ventana de PVC en obra

Montaje de las membranas: es recomendable realizar este trabajo en taller, resulta más cómodo y práctico. Las membranas portan una banda autoadhesiva que permite su fijación directa sobre la carpintería. Este producto tiene una forma específica de montaje para que desarrolle su función adecuadamente y que indicará el fabricante.

Fijación de la ventana al hueco: tras cuadrar y nivelar la ventana en el hueco, la fijación de la ventana siempre ha de ser por medios mecánicos, preferiblemente mediante el uso de tornillería adecuada. Nunca debe usarse la espuma PU para la fijación única de la ventana. El puente térmico provocado por el tornillo se elimina con tacos específicos.

Fijación de la ventana al hueco mediante tornilleria

Aplicación de la espuma: es importante utilizar un pulverizador con agua para humedecer las juntas antes de la aplicación de la espuma. Esta acción proporciona una curación del producto más rápida y consigue una estructura más estable. Las espumas de última generación precisan rellenar el hueco de la junta en una proporción de 2/3.

aplicacion de la espuma de poliuretano

Fijación de las membranas: las membranas incorporan unas bandas autoadhesivas que permiten la fijación directa sobre la carpintería y la mampostería, no obstante, es recomendable asegurar su fijación mediante un adhesivo transpirable mientras se ejecuta la terminación del resto de la obra.

Fijación de las membranas

Selladores de alta densidad: son selladores que proporcionan mayores valores de aislamiento y estanquidad que los selladores tradicionales precisamente por ser más densos que éstos. Suelen ser selladores tipo Polímero MS y poseen mejores propiedades adhesivas.

sellado de la ventana

Mantenimiento de los materiales utilizados en la instalación

Espuma PU: las espumas PU deben protegerse siempre de la exposición a los rayos UV. Las espumas convencionales tienen un ciclo de vida entre 7 y 10 años (aplicadas correctamente y protegidas debidamente). Tras ese período es recomendable su sustitución. Las espumas de última generación acompañan al ciclo de vida de la ventana (aplicadas correctamente y protegidas debidamente).
Selladores: cualquier sellador debe sustituirse cada 10 años ya que la pérdida de propiedades elásticas y la exposición a las condiciones climáticas, va deteriorando el sellado.
Membranas de estanquidad: las membranas de estanquidad acompañan al ciclo de vida de la ventana.
Bandas auto-expansivas: el ciclo de vida de este material acompaña al ciclo de vida de la ventana.

Como mejorar el aislamiento acústico con las ventanas

Aislamiento Acústico y Ventanas de PVC

Nadie se acuerda del aislamiento acústico hasta que tenemos la desgracia de padecer un problema de ruido. Entonces, todos nuestros problemas se concentran en el ruido y éste los amplifica. Daríamos cualquier cosa por un poco de tranquilidad. No desesperes, para evitar que eso pueda pasarte a tí, te proponemos que tengas en cuenta el aislamiento acústico cuando vayas a cambiar las ventanas de tu casa, de este modo ahorraras en problemas futuros. O si estás diseñando tu futuro hogar, no olvides mencionar este aspecto tan fundamental a tu arquitecto o diseñador. Pero para que tengas unos conocimientos básicos del ruido y de como atajarlo con las ventanas aquí te dejamos este post.

Pero, ¿qué es el ruido?

aislamiento acusticoLa definición más común indica que el ruido es un sonido molesto o no deseado. En general la molestia puede depender de muchos factores, tanto de las características del sonido como de factores subjetivos de la persona que escucha. De este modo, un mismo sonido puede pasar de ser agradable a ser molesto para un mismo observador y un mismo sonido puede ser música para una persona y ruido para otra.

y ¿Qué es el ruido ambiental?

ruido ambientalEl ruido ambiental es el sonido exterior no deseado o nocivo generado por las actividades humanas, incluido el emitido por los medios de transporte, por el tráfico rodado, ferroviario y aéreo y por emplazamientos de actividades industriales. De este ruido solo se ocupan nuestras normas desde hace poco mas de 10 años. Actualmente esta regulado a nivel nacional por la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido y su desarrollo reglamentario.

¿Qué es esto de dB (decibelios) y el nivel sonoro?

decibelios dbEl decibelio es la unidad de medida utilizada para el nivel de potencia y el nivel de intensidad del ruido. Se trata de una unidad basada en una escala logarítmica porque la sensibilidad que presenta el oído humano a las variaciones de intensidad sonora no sigue una escala lineal, sino que responde a la diferencia de intensidad de dos o más sonidos diferentes. 10 dB es en incremento x 10 de la energía acústica, percibido por el oído humano como el doble del nivel sonoro anterior.

Con objeto de que los equipos de medida tengan en cuenta la particular respuesta del oído humano a las distintas frecuencias, se introducen las redes de ponderación. La red de ponderación A corresponde a los niveles sonoros medidos con un filtro previo que quita parte de las bajas y las muy altas frecuencias. Es la que se emplea habitualmente, con la excepción de la legislación laboral, que incluye la ponderación C, para los niveles de pico.

20 dB(A) – Tic-tac suave de un reloj
30 dB(A) – Susurros
40 dB(A)Sonidos normales en la vivienda
50 dB(A) – Conversaciones
60 dB(A) – Ruido de Oficina
70 dB(A) – Ruido de camión a 5m.
80 dB(A) – Ruido de tráfico intenso.
90 dB(A) – Máquinas, claxon
100 dB(A) – Avión a 100m.
120 dB(A) – Turbina avión a corta distancia.
> 120 dB(A) – Daños en el cerebro humano

¿Qué efectos perjudiciales para la salud puede tener el ruido?

Los efectos negativos del ruido sobre la salud pueden ser: auditivos, como el trauma acústico y la elevación temporal o permanente del umbral auditivo; y no auditivos, que pueden abarcar desde alteraciones del sistema nervioso a problemas coronarios y alteraciones hormonales. Los efectos auditivos se pueden producir con ruidos impulsivos, de gran intensidad (de más de 140dBA) y corta duración (explosión), y también con la exposición prolongada a ruidos de intensidad moderada o alta (entre 80 y 140 dBA). Los niveles sonoros ambientales que se registran en ciudades como Madrid, difícilmente pueden producir problemas auditivos.

Nota:
Cada aumento de 10 dB el oído lo percibe como duplicar el ruido. Igualmente cada disminución de 10 dB el oído lo percibe como disminuir a la mitad el ruido anterior.

¿Qué es el aislamiento acústico y como lo consigo?

vidrio triplePara combatir el ruido ambiental se puede actual sobre la fuente, en el camino de transmisión y sobre los receptores. El orden de implementación de las medidas deberá ser el indicado, y solo se debería actuar sobre los receptores cuando las medidas correctoras en la fuente o en el camino de transmisión no sean posibles o una vez adoptadas resulten insuficientes.

En el caso del ruido de tráfico rodado, o Si se trata de tráfico ferroviario las medidas para eliminar o reducir la fuente de ruido o para el camino de transmisión no suelen estar al alcance del usuario. Por tanto en la mayoria de los casos solo podemos combatir el ruido, poniendo medidas sobre los receptores, si bien lo ideal sería que las administración tomara cartas en el asunto, la cruda realidad es que tendremos que invertir tiempo y dinero para aislar lo mejor posible nuestra vivienda.

Y como reducimos ruido en nuestra casa

  1. En primer lugar de la Correcta elaboración de nuestras ventanas. Es fundamental que las ventanas se fabriquen cumpliendo las normas de elaboración, que estas ademas dispongan de ensayos de homologación y del marcado CE.
  2. En segundo lugar, del correcto Acristalamiento adecuado al ruido que tengamos en nuestro entorno. El vidrio es un componente fundamental y básico, pero no el único a tener en cuenta.
  3. Tercero, el Correcto montaje en obra de nuestra carpintería. De nada sirve comprar el mejor par de neumáticos para nuestro coche, si luego nos los dejan mal montados! Lo mismo ocurre con las ventanas, sino se instalan adecuadamente tendremos muchos problemas de ruido por las juntas y uniones.
  4. Podemos aislar techos y paredes con soluciones de cartón yeso y aislante, si bien tendremos que sacrificar espacio útil de nuestra vivienda.

¿Qué aislamiento acústico proporciona una ventana?

Aislamiento acústico de ventana de PVC y vidrio (sin persiana):

  • Ventana de PVC con vidrio 4/20/4: 32 dB
  • Ventana acústica de PVC con vidrio 6 y 4+4: 45 dB
  • Una ventana karpenterium de aislamiento acústivo puede llegar a los 50 dB

El aislamiento acústico se mide por la diferencia entre los niveles de intensidad acústica incidente y transmitida a través del elemento constructivo.

La transmisión del sonido se produce fundamentalmente de dos formas:

  • Por difracción: el sonido, al incidir sobre un elemento de separación de dos recintos, hace que dicho elemento vibre, transmitiendo dicha perturbación al interior del recinto.
  • Por filtración: a través de orificios y aberturas.

Aislamiento Acústico por Difracción y Filtración

Por eso para reducir al máximo el primer factor de transmisión (difracción) es importante que la ventana (perfiles+vidrio) tengan una masa considerable y un módulo elástico bajo.

vidrios laminados para aislamiento acustico

Son ideales los vidrios pesados, con un buen sistema de fijación flotante sobre el bastidor de la ventana, con doble o triple vidrio y de diferentes espesores, ya que cada espesor se adapta mejor a unas frecuencias de vibración, y siempre el vidrio con más espesor se instala en la parte exterior.

Para el combatir la segunda forma de transmisión del sonido (filtración), es fundamental la clasificación de la ventana en función de la permeabilidad del aire. Es decir, cuanto más estanca y hermética sea una ventana, menores serán las filtraciones de ruido por sus juntas y uniones.

Elementos que componen una ventana

elementos que componen una ventanaPerfiles de PVC
(marcos, hojas, postes, etc.)

Refuerzos de acero
En el interior de todos los perfiles de PVC

Juntas de estanqueidad (EPDM)

Acristalamiento
En seco (con junquillos con juntacoextrusionada)

Herrajes
Puntos de cierre, bisagras, cremonas, compases, raíles, etc. (según el tipo de apertura)

Herrajes

Los herrajes deben ser de acero zincado para su uso en ventanas oscilo-batientes de una y dos hojas, en  ventanas de arco de medio punto y en ventanas trapezoidales. Se recomiendan herrajes de canal de 16 mm por su estandarización en el mercado europeo.

¿Por qué este tipo de herraje? 

Por que permite una mayor flexibilidad al estar adecuado para su uso en todo tipo de carpinterías. Es posible tanto la instalación manual como la automática.

Por que ofrece una mayor seguridad ya que los diferentes tipos de cerraderos definen el nivel de seguridad. Todos los puntos de cierre están provistos de bulones de acero fungiformes. El nivel de seguridad se puede adaptar a cada necesidad.

Por que es más cómodo y eficiente al tener menos componentes reduce los costos en términos de almacenamiento y ahorra tiempo durante la instalación.

Por mayor calidad  al ofrecer una protección óptima a la corrosión gracias a la superficie de sellado de plata (las ventanas karpenterium incorporan este acabado en sus herrajes, no obstante es algo opcional, pero recomendado en zonas con mucha salitre).

Mayor gama de colores ya que los recubrimientos y piezas plásticas del herraje están disponibles en muchos colores diferentes para ayudarle a encontrar la combinación perfecta para cada carpintería.

herraje de una ventana

Refuerzos Interiores

refuerzo interior de una ventanaNo olvidemos el refuerzo interior de Acero cincado que es la base fundamental sobre la que se sustenta la resistencia de la ventana de PVC. El refuerzo interior de acero debe tener algún tratamiento que lo proteja contra la corrosión ya sea mediante baño zinc u otro procedimiento similar.  A pesar de estar tratado, la carpintería de PVC debe ser multicamara para que los sistemas de drenaje del agua de la lluvia nunca contacten directamente con el refuerzo de acero con con la tornillería de la ventana. Esto alargará la vida útil de nuestra ventana.

El espesor mínimo de cualquier refuerzo de acero debe ser de 1,5 milímetros. La forma del refuerzo influirá al igual que el espesor de la lámina de acero en la resistencia e inercia de este en el conjunto de la ventana. Un refuerzo de tubo (4 caras) resistirá mejor que una L (2 caras) o una C (3 caras). Tener en cuenta que las dimensiones de la carpintería pueden requerir de refuerzos de 2 o 3 mm de espesor. La superficie de refuerzo también es importante, mínimo 25×25 mm para sistemas de ventana y 40×30 para puertas y grandes lunas.

Importante, se debe reforzar tanto el marco (parte fija a la pared) como la hoja (parte móvil) de la ventana, para garantizar la máxima fiabilidad de la misma. Actualmente existen sistemas de carpintería que suprimen el refuerzo de la hoja, e incluso del marco, ya sea con sistemas de refuerzo plástico o de fibra como por sistemas de vidrio estructural (pegado a la hoja). En cualquier caso pedir un ensayo de homologación (realizado por un laboratorio independiente) que garantice la fiabilidad de la ventana, así como las dimensiones máximas de fabricación de este tipo de ventanas.

Recordar que el refuerzo de acero cumple una misión fundamental y básica de las ventanas de PVC. Todo el herraje (manilla, bisagras, pletinas, etc.) van atornilladas al refuerzo de acero (o deberían). Por lo que un refuerzo deficitario. Por ejemplo una L de acero mal colocada, puede ocasionar que los cerraderos no se puedan atornillar al acero con la consiguiente perdida de seguridad en la ventana. Lo mismo ocurriría al atornillar las bisagras sino se dispusiera del refuerzo interior de acero zincado.

Ventanas de PVC, soluciones para la arquitectura

ventanas de pvc soluccion para la arquitectura

Las ventanas de PVC y la Construcción Sostenible

Según los datos facilitados por el grupo de trabajo MAT: La cuota del PVC en el 2004 en España era del 6%. En 2014 esa cuota de mercado a subido hasta el 35%

ALEMANIA, LIDER EUROPEO EN LA FABRICACIÓN DE VENTANAS DE PVC

Se considera un mercado de 9.000.000 de unidades de ventanas en el año 2004.
La carpintería de PVC en España tiene un crecimiento más moderado que en el resto de Europa.
La tendencia del mercado es un crecimiento de participación acercándose a ser más acorde con el resto de Europa (45% de carpintería de PVC). En el año 2004, la fabricación de ventanas de PVC en España apenas suponía un  6% del total. Es decir apenas 6 de cada 100 ventanas que se fabricaban en España eran de PVC. Diez años más tarde (2014) la carpintería de PVC supone casi el 35% del total. Aún así queda recorrido para este tipo de carpintería en España, pues la media europea ronda ya la mitad de la cuota del mercado. La carpintería de PVC supone un acercamiento más de los estándares de calidad en el sector de la construcción a la media europea.

Análisis del mercado español de ventanas

  1. El mercado español de la ventana tiene un crecimiento muy diluido en pequeñas empresas o fabricantes y está muy marcado por la diversificación de climas, culturas y regiones.
  2. En Europa se tiende a tener grandes empresas normalizadas que venden a través de distribuidores.
  3. En España tenemos simultaneados los canales de venta directa y con distribución tanto en obra nueva como en rehabilitación

Extrusión de los perfiles de pvc para ventanas

extrusion de perfiles de pvc para ventanasA partir del Compound de PVC, en polvo o grano, este se introduce en un cilindro calefaccionado a través de la instalación de embudo de la máquina de extrusión. En este cilindro gira un tornillo sin fin, que se encarga de hacer la masa homogénea, dejarla en estado plástico y empujarla hacia la boquilla de la matriz donde el material recibe la forma del perfil deseada. Unido a la matriz se encuentra el calibre donde el perfil es endurecido y calibrado mediante refrigeración y formación de vacío.

Características del PVC. ¿Por qué es bueno para ventanas?

  • AISLANTE TÉRMICO
  • AISLANTE ACÚSTICO
  • LIGERO
  • DURADERO
  • RESISTENTE A LA ABRASIÓN
  • RESISTENTE A AGENTES QUÍMICOS
  • FÁCIL DE TRABAJAR, TERMOPLÁSTICO
  • SOLDABLE
  • IMPERMEABLE AL AGUA
  • SIN MANTENIMIENTO
  • FÁCIL DE LIMPIAR
  • RESISTENTE A AGENTES ATMOSFÉRICOS
  • DIFICILMENTE INFLAMABLE Y AUTOEXTINGUIBLE
  • AISLÁNTE ELÉCTRICO

Exigencias para su uso en la fabricación de ventanas

  • Unión entre exterior e interior de la vivienda
  • Iluminación natural
  • Ventilación
  • Protección contra inclemencias climáticas (viento, lluvia y frío/calor)
  • Seguridad

SELECCIÓN DE UNA BUENA VENTANA

Criterios:

  • Permeabilidad al aire (A)
  • Estanquidad al agua (E)
  • Resistencia al viento (V)
  • Mínimo mantenimiento
  • Aislamiento térmico
  • Aislamiento acústico

AISLAMIENTO TÉRMICO

Depende de…:

  • Material de que están hechos los perfiles
  • Paso de aire entre marco y hoja
  • Acristalamiento
  • Unión entre vidrio y bastidor
  • Montaje en obra

Aislamiento medio de una ventana de PVC: U = 2,20 – 1,80 W/m2ºC

PERDIDAS DE CALOR EN LA VENTANA

perdidas de calor en la ventanaPérdidas de calor por transmisión
Es la cantidad de calor que se transmite de un recinto a otro a través de las superficies de los materiales que separan dichos recintos, en las ventanas: los perfiles y el acristalamiento.

Pérdidas por permeabilidad de las juntas 
El caudal de aire en m3/h que se intercambia a través de las juntas de la ventana entre marco y hoja expresado por metro lineal de junta cuando existe una diferencia de presión de 1 kp/m2, se representa por el coeficiente a [m3/h x m(kp/m2)].

Conductividad Térmica λ (Lamda)

Conductividad Térmica λ (Lamda)

AISLAMIENTO TÉRMICO

aislamiento termico de ventanas

EL CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN [C.T.E.]

En el nuevo Código Técnico de la Edificación CTE y en concreto del documento básico HE (Ahorro de Energía) dedicado al ahorro de energía como parte de la transposición de la directiva 2002/91/CE obligará a que el edificio objeto del estudio deba tener una demanda energética inferior a la de un edificio de referencia, si se emplea en el cálculo la opción general y no la simplificada tanto en régimen de calefacción como de refrigeración.

El objetivo será cumplir con las exigencias básicas de limitación de la demanda energética para alcanzar el bienestar térmico. Para lo cual los edificios deberán de disponer de una envolvente de características adecuadas en función del clima de la localidad, del uso del edificio y del régimen de verano e invierno, así como de su aislamiento e inercia, permeabilidad al aire y exposición a la radiación solar. Se reduce el riesgo de apariciones de humedades de condensación superficial e intersticial que puedan perjudicar sus características, tratando adecuadamente los puentes térmicos y así evitar los problemas higrotérmicos en los mismos.

Perdidas por Transmisión Térmica (U)

PERDIDAS POR TRANSMISION TERMICA EN VENTANAS

Requerimientos básicos (CTE)

Los cerramientos de un espacio habitado o no habitado en contacto con el ambiente exterior (aire o terreno) o con un espacio no habitable y cuya superficie sea superior o igual a 0.5 m2tendrá unos valores no superiores a los señalados en la siguiente Tabla.

Para evitar problemas de condensaciones y efectos de “pared fría”, el valor U de los vidrios no podrán ser superiores a:

zonas climaticas cte

Los valores referenciados son U:W/m2K 
El Coeficiente de transmitancia térmica es el flujo de calor (W) dividido por la superficie (m2) y por la diferencia de temperaturas (K) entre los dos medios situados a cada lado del elemento que se considera.

En España se delimitan 5 zonas climáticas A, B, C, D y E por alturas sobre el nivel del mar y latitudes, correspondiente al régimen de invierno

  • Para las zonas A y B ⇨ 50m3/hm2(Clase 1 o superior)
  • Para las zonas C, D y E ⇨ 27m3/hm2(Clase 2 o superior)

zonas climaticas españa cte

Para el resto de las ciudades se puede obtener su clasificación en la tabla adjunta, en función de la diferencia de altitud con respecto a la capital de provincia. Si la diferencia de altura fuese menor de 200m o la localidad se encontrase a una altura inferior que la de referencia, se tomará, para dicha localidad, la misma zona climática que la que corresponde a la capital de provincia.
Podemos afirmar que la carpintería de PVC cumple las exigencias de transmitancia del CTE sin ningún tipo de restricciones, por ello puede colocarse en el 100% de España

Valores de transmitancia térmica de los marcos más comunes.

transmitancia termica de marcos de ventana

Valores de transmitancia térmica de los vidrios más comunes:transmitancia termica de los vidrios

 

Cálculo de U en una Ventana

calculo del valor U de una ventana

La instalación de ventanas de PVC reducen el consumo energético en los hogares un 45% más que el aluminio y un 15% más que la madera, según se desprende de un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Cataluña, realizado por el Departamento de Proyectos de Ingeniería, a través del Laboratorio de Modelización Ambiental. Se trata, según los expertos, de un material clave además para cumplir con las exigencias del Protocolo de Kioto.

LAS VENTANAS DE PVC CONTRIBUYEN MÁS QUE LOS OTROS MATERIALES UTILIZADOS PARA LA FABRICACIÓN DE CARPINTERÍAS A MINIMIZAR LAS EMISIONES DE CO2 A LA ATMÓSFERA A LO LARGO DE SU CICLO DE VID

En esta primera parte de la investigación se ha dirigido al estudio comparativo de eficiencia energética del ciclo de vida de los materiales más comunes utilizados en la fabricación de ventanas en España, aluminio, madera y PVC.

Además las ventanas de PVC reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera en un 161% con respecto a las ventanas de aluminio y un 52% con respecto a las ventanas de madera

Consumo de energía y emisión de CO2 asociados a la producción de ventanas de PVC

 hoja-gota-agua-2

Estimación del consumo energético y de la emisión de CO2 asociados a la producción, uso y disposición final de ventanas de PVC, aluminio y madera

Dr. José María Baldasano Recio
Dr. René Parra Narváez
Dr. Pedro Jiménez Guerrero

Informe: PVC-Ven-200501-2 – Versión 5 (Corrección reunión del 15 de abril 2005; versión final)
Laboratorio de Modelización Ambiental (UNIVERSITAT POLITÈCNICA DE CATALUNYA)

1 Resumen
La ventana proporciona una serie de servicios en viviendas y edificios. Una de las más importantes es el aislamiento térmico para impedir los flujos de calor y frío y mantener los correspondientes niveles de calefacción y climatización.

El material del marco estructural influye en la capacidad de aislamiento de la ventana, y hay interés en conocer el impacto ambiental de la elección del material en todas las etapas del ciclo de vida de la ventana. En este trabajo se han considerado los siguientes materiales: PVC, aluminio y madera. Se asume que al final del período de uso de la ventana, los materiales se reciclan; es decir, se considera que no hay reutilización directa de los mismos. En este análisis se ha asignado un período de vida útil de 50 años para todas las ventanas, asumiendo que tanto los perfiles de PVC, aluminio y madera (con el respectivo mantenimiento), conservan sus propiedades funcionales.

La ventana a la que se le atribuye el menor consumo de energía y de emisión de CO2 es la ventana de PVC con un 30% de material reciclado, seguida por la ventana de PVC sin material reciclado. Los valores más altos de energía utilizada y de emisiones de CO2 corresponden a la ventanas de aluminio sin material reciclado y sin rotura térmica.

La evaluación del impacto ambiental se ha realizado teniendo en cuenta dos indicadores fundamentales: (1) estimación del consumo energético; y (2) emisión de dióxido de carbono (CO2) atribuibles a la fabricación, uso, reciclaje y disposición final de residuos, de ventanas cuyo marco estructural se fabrica principalmente con PVC, aluminio o madera.

ensayo laboratorioEl análisis se basa en una ventana batiente estándar de 1,34 m x 1,34 m, con doble acristalamiento, instalada en una habitación tipo, que se fabrica y se utiliza en el ámbito de la Península Ibérica. Debido a que en España hay un uso importante de la ventana de madera con acristalamiento simple, se ha incluido esta alternativa como un octavo caso de análisis complementario.

La metodología empleada se basa en un procedimiento de contabilidad ambiental de consumos energéticos y emisiones de CO2 en el que se han estimado dichos indicadores en cada una de las etapas del ciclo de vida de una ventana fabricada con PVC, aluminio o madera (extracción y producción, transporte a montaje, montaje, transporte a edificio, uso, transporte a vertedero, disposición en vertedero, transporte a reciclaje y reciclaje). Los resultados finales suponen la suma de los consumos de energía y de las emisiones de CO2 equivalente para cada una de estas etapas.

Los resultados obtenidos indican que en todos los casos analizados, los porcentajes más altos del consumo de energía (entre 42 – 97%) corresponden a la etapa de uso de la ventana. Este consumo se refiere a las perdidas de energía a través de la ventana. Los consumos de energía en las etapas de extracción y producción de materiales son importantes para las ventanas de aluminio (hasta un 52% del valor total); este porcentaje es menor para las ventanas de PVC (14%) y madera (4%).

La ventana de PVC con un 30% de material reciclado presenta el menor consumo de energía (1.740 kWh) y emisiones de CO2 (730 kg). La ventana de PVC sin material reciclado presenta un consumo de 1.780 kWh y emisiones de 742 kg CO2.

A continuación, sería la ventana de madera con acristalamiento doble la que presenta un consumo de 2.045 kWh y emisiones de 886 kg CO2; seguida de la ventana de madera con acristalamiento simple, con un consumo energético (2.549 kWh) y emisiones de CO2 (1.129 kg CO2).

Finalmente, los valores más altos de energía utilizada y de emisiones de CO2 corresponden a las ventanas de aluminio. Las ventanas con un 30% de aluminio reciclado presentan un consumo energético de 3.244 kWh y 3.838 kWh para los casos de ventanas con rotura y sin rotura térmica. A estas ventanas corresponden unas emisiones de CO2 de 1.418 kg CO2 y 1.681 kg CO2, respectivamente. Para los escenarios de ventanas sin uso de aluminio reciclado, los consumos energéticos representan 3.819 kWh y 4.413 kWh para las ventanas con rotura y sin rotura térmica; en ese orden, presentan unas emisiones de 1.672 kg CO2 para la ventana con rotura térmica y 1.935 kg CO2 para el caso de ventana de aluminio sin rotura térmica.

Respecto al reciclaje de los materiales de las ventanas, la ventana de madera con doble acristalamiento aporta en la etapa de reciclaje 21,4 kg de material reciclado, procedente del vidrio (62% del peso total de la ventana). Para la ventana de madera con simple acristalamiento, únicamente se puede reciclar el vídrio (10,7 kg; 45% del peso total). Por el contrario, las ventanas de PVC y aluminio aportan 49,2 kg y 62,2 kg, respectivamente, procedentes tanto del vidrio como del marco (93 y 94% de los materiales totales, respectivamente).

Por lo tanto, hay una mayor disponibilidad de material reciclado para la construcción de una nueva ventana o para el uso de estos materiales en otros productos. En el caso de las ventanas de madera, al no poder reciclarse el marco, se debe proceder a la extracción y tratamiento de madera nueva.

2 Antecedentes
Las ventanas, como elementos arquitectónicos de viviendas y edificios, proporcionan una serie de funciones, entre las que se incluyen:

  • Ser un elemento de unión entre el exterior e interior de la vivienda.
  • Proporcionar tanto iluminación natural, como aislamiento térmico que favorece una adecuada climatización.
  • Dar protección contra inclemencias climáticas.
  • Protección contra otros factores externos como el ruido, contaminación atmosférica, insectos, etc.
  • Seguridad.

etiqueta-eficiencia-energeticaLas ventanas cubren normalmente entre un 10 – 25% de la superficie de las paredes expuestas. El vidrio, como elemento transparente, permite el paso de la luz solar al interior de la vivienda, y se integra al edificio mediante un marco estructural.

En la selección de un determinado tipo de ventana normalmente se toma en cuenta los materiales más utilizados y conocidos, el uso de materiales, el diseño arquitectónico y los costes de construcción y mantenimiento.

El material del marco estructural, el tipo de vidrio, el diseño de la ventana y el uso de un acristalamiento simple (una luna de vidrio) o múltiple (dos o más lunas de vidrio), son elementos que influyen directamente en el nivel de aislamiento térmico de la ventana.

Esta última característica es relevante en países de latitud media o alta. En invierno son importantes los consumos de energía para mantener una temperatura de confort en el interior de las viviendas. En España, los sistemas de calefacción eléctricos de los hogares consumen en promedio, un 8% del total eléctrico utilizado por el sector residencial en un día típico de invierno (REE, 2004). Las mejores características de aislamiento térmico del sistema pared/ventana, implican un menor consumo de energía eléctrica para mantener un determinado nivel de climatización.

En los últimos años, con la implementación paulatina de legislación ambiental más restrictiva en materia de emisiones a la atmósfera (contaminantes primarios y gases de efecto invernadero), la promoción de la eficiencia energética, la producción limpia y el uso de las mejores técnicas disponibles, existe interés por analizar de manera objetiva el impacto ambiental debido a la fabricación, uso y disposición final de residuos, de las ventanas fabricadas con diferentes materiales.

Tradicionalmente, la madera ha sido, por muchos años, el material utilizado para la fabricación de los marcos estructurales. El aluminio, también es un material muy utilizado. En las últimas décadas, el uso de perfiles de PVC es importante, especialmente en países del norte de Europa. En Alemania, para el año 2003, el uso del PVC alcanzó el 49%, frente a un 28% de los marcos de madera, 20% de aluminio, y un 3% para marcos de aluminio/madera (EC, 2004). En España, durante los últimos años, el reparto de uso de materiales se sitúa: aluminio (73%), madera (13%), PVC (11%), y otros (3%).
Las implicaciones ambientales de la ventana son objeto de estudio en diferentes países. Sin embargo, debido a la complejidad del análisis, hay pocos estudios y la mayoría de ellos tienen enfoques diferentes (Chevalier et al., 2002). Estas contribuciones se focalizan en países del norte de Europa y en los Estados Unidos.

Las condiciones de análisis pueden ser diversas, si se considera la variedad de tamaños, formas o configuraciones que las ventanas pueden tener, en una misma vivienda inclusive. Una forma pragmática de análisis es focalizar el estudio de una ventana de dimensiones establecidas (Asif et al., 2002; Weir and Muneer, 1998)

2.1 Objetivo y bases de cálculo
reciclar-4En este documento se presenta una estimación del consumo energético y de la emisión de dióxido de carbono (CO2) atribuibles a la fabricación, uso, reciclaje y disposición final de residuos, de ventanas cuyo marco estructural se fabrica con PVC, aluminio o madera.

Este enfoque se basa en la consideración de todas las etapas de un estudio de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), aunque el alcance se focaliza en los dos factores ambientales (indicadores) antes mencionados.

Con el fin de hacer posible un análisis que permita obtener resultados comparativos, se utiliza como unidad de análisis (la unidad funcional en un estudio de ACV), una ventana practicable de 1,34 m x 1,34 m, con iguales características para los diferentes materiales considerados.

Los resultados pretenden ser representativos para la Península Ibérica, por lo que en el análisis que a continuación se detalla, se da prioridad a la información y condiciones de esta zona.

2.2 Contenido del documento
Se describen las etapas que conforman el ciclo de vida de la ventana, así como las hipótesis de cálculo y escenarios para el análisis comparativo. Se indican las magnitudes de los consumos energéticos más significativos, así como la conformación de las fuentes de energía que definen los factores de emisión de CO2. Se presenta con especial detalle la estimación del consumo de energía en la etapa de uso de la ventana.

Se incluyen los resultados obtenidos en detalle y de manera resumida. Se analizan las estimaciones obtenidas identificando en orden ascendente, las alternativas con menores consumos energéticos y emisiones de CO2

3 El ciclo de vida de una ventana
La Figura 3.1 presenta el ciclo de vida típico de una ventana, focalizado al uso de energía y las correspondientes emisiones atmosféricas.
La metodología empleada se basa en un procedimiento de contabilidad ambiental de consumos energéticos y emisiones de CO2 en el que se han estimado dichos indicadores en cada una de las etapas del ciclo de vida de una ventana (extracción y producción, transporte a montaje, montaje, transporte a edificio, uso, transporte a vertedero, disposición en vertedero, transporte a reciclaje y reciclaje) fabricada con PVC, aluminio o madera. Los resultados finales suponen la suma de los consumos de energía y de las emisiones de CO2 equivalente para cada una de estas etapas.

La primera etapa comprende la fase de extracción de materias primas y la obtención de los elementos de la ventana. Estos componentes se ensamblan en una planta de montaje.

La etapa de uso de la ventana es la más duradera. Para las ventanas de PVC y de aluminio se suelen considerar vidas medias de 50 años, sin la necesidad de ningún consumo energético importante para su mantenimiento. Para las ventanas de madera se suele atribuir períodos de vida más cortos, siendo necesario la aplicación de capas protectoras (barniz, pintura) una vez cada 2 años. En este estudio, se asumirá que todas las ventanas tienen una vida útil de 50 años, y que dicho mantenimiento se ha efectuado sistemáticamente.

perfil de ventana de pvc KommerlingUna vez que termina el período de uso de la ventana, se procede a su desconstrucción y se traslada a un centro de reciclaje. La fracción no reciclable se envía a un centro de gestión final de residuos.

En función del material, la producción de los perfiles estructurales puede presentar etapas particulares. Por ejemplo, la Figura 3.2 presenta en detalle, las etapas de confección y uso de los perfiles de PVC. La resina de PVC, se mezcla con determinados aditivos para la obtención de la granza. Esta mezcla se somete a un proceso de extrusión en caliente por medio del cuál se elabora el perfil propiamente dicho. Este perfil se envía a la planta de montaje de la ventana, en donde se ensambla con los demás elementos (lunas de vidrio, acero de refuerzo, juntas de estanqueidad y cerrajería).

4 Estimación del consumo de energía y de la emisión CO2 atribuible a una ventana de 1,34 m x 1,34 m

4.1 Bases de cálculo
4.1.1 Dimensiones
Con el fin de poder realizar un análisis que permita obtener resultados comparativos, se utiliza como unidad de análisis, una ventana de apertura practicable o batiente estándar de 1,34 m x 1,34 m.

4.1.2 Materiales del marco estructural
Básicamente el análisis se focaliza en la estimación del consumo de energía y las correspondientes emisiones de CO2, para la ventana de dimensiones definidas, cuyo marco estructural se fabrica con tres materiales alternativos:

  • PVC
  • Aluminio
  • Madera4.1.3 Acristalamiento
    Se considera que las ventanas tienen acristalamiento doble, conformadas con dos hojas de vidrio (lunas) normal de 4 mm de espesor, con una cámara de aire de 6 mm ó 12 mm, en función de la ventana.4.2 Escenarios analizados
    Se analizan los siguientes casos:
    1) Ventana de PVC, con dos lunas 4/12/4, cuyo perfil estructural no incluye PVC reciclado
    2) Ventana de PVC, con dos lunas 4/12/4, cuyo perfil estructural incluye un 30% de PVC reciclado
    3) Ventana de aluminio sin rotura térmica, con dos lunas 4/6/4, cuyo perfil estructural no incluye aluminio reciclado
    4) Ventana de aluminio sin rotura térmica, con dos lunas 4/6/4, cuyo perfil estructural incluye un 30% de aluminio reciclado
    5) Ventana de aluminio con rotura térmica, con dos lunas 4/12/4, cuyo perfil estructural no incluye aluminio reciclado
    6) Ventana de aluminio con rotura térmica, con dos lunas 4/12/4, cuyo perfil estructural incluye un 30% de aluminio reciclado
    7) Ventana de madera, con dos lunas 4/6/4.
    8) Ventana de madera, con una luna.

El octavo caso (ventana de madera con una luna) obedece a la realidad del uso de esta ventana en la zona de estudio. En España, el uso de ventanas de madera con dos lunas es minoritario.

4.3 La extracción y producción de materiales
Comprende la energía requerida debido a la extracción de recursos naturales, transporte hasta la fábrica y la producción de los materiales que se utilizan en la ventana, principalmente: perfil de PVC, aluminio, madera, vidrio, cerrajería y aditivos.

ventanas de pvc por un mundo mas limpioPara el perfil de PVC se utiliza el consumo energético y la emisión de CO2 presentadas en el documento “Estimación del consumo energético y de la emisión de CO2 asociados a la producción unitaria de PVC” (Baldasano y Parra, 2005). Se utilizan los valores del criterio de cálculo que considera la obtención conjunta de PVC y sosa cáustica. El consumo energético de la fabricación de PVC asciende a 7,19 kWh kg-1; y el factor de emisión de CO2 asociado es 2,04 t CO2 t-1PVC.
Los consumos energéticos de otros materiales corresponden a la producción de acero, vidrio, aluminio y madera.

Para el acero se asume un consumo energético de 6,70 kWh kg-1, obtenido a partir del consumo energético de producción (5,03 kWh kg-1) del documento europeo BREF del hierro y del acero (EPA, 2004), considerando que este último valor es un 75% del consumo energético de extracción, transporte y producción del acero. Se asume que la energía utilizada se compone en un 92% de hulla y 8% de electricidad.

Para el vidrio se utiliza un consumo energético de 2,70 kWh kg-1, obtenido a partir del consumo energético de producción (2,03 kWh kg-1) del documento europeo BREF del vidrio (EPA, 2004), considerando que este último valor es un 75% del consumo energético de extracción, transporte y producción del vidrio. Se asume que la energía utilizada se compone en un 89% de fuelóleo/gasóleo y 11% de electricidad.

Para el aluminio se asume un consumo eléctrico de 45,56 kWh kg-1, que incluye tanto el consumo energético de extracción de los minerales, tratamiento de la alúmina y obtención final del aluminio (WBG, 2004).

Para la madera se utiliza un consumo energético de 0,58 kWh kg-1, que incluye tanto la extracción, traslado (250 km) y secado. La información del consumo de extracción y secado de la madera proviene de la base de datos Simapro5. Se asume que un 92% de la energía proviene de gasóleo y que un 8% es energía eléctrica.

Los consumos energéticos de los materiales se resumen en la Tabla 4.1.

4.4 El montaje de la ventana
Para las ventanas elaboradas con perfiles de PVC se asume un consumo energético de 0,22 kWh (kg PVC)-1, dato proporcionado por la Asociación Ventanas PVC de España (Asoven); y que corresponde a un consumo energético de 4,8 kWh por ventana ensamblada.

Para los perfiles de aluminio y madera, se utilizó el mismo valor de 4,8 kWh por ventana ensamblada; se ha supuesto que el consumo energético para el montaje es similar para todas las ventanas. Para el montaje de todas las ventanas, se considera que la energía utilizada es eléctrica.

4.5 El uso de la ventana
Para la estimación del consumo energético en la etapa de uso, se considera una habitación de análisis con la ventana ubicada en una pared exterior. Sus dimensiones se indican en la Figura 4.1. El volumen del aire contenido en la habitación es de 32,4 m3 (3 m x 4 m x 2,7 m). El sistema pared/ventana tiene un área de 8,1 m2 (3 m x 2,7 m), correspondiendo 1,80 m2 a la ventana propiamente dicha (1,34 m x 1,34 m); es decir, un 22 %.

La cantidad de calor a suministrar o evacuar del volumen de aire de la habitación debe ser el necesario para:

1) Elevar (en invierno) o reducir (en verano) la temperatura del aire interior hasta un valor de confort, que se asume igual a 22ºC, valor recomendado en el Código Técnico de la Edificación (MFOM, 2004).

2) Mantener la temperatura del aire interior a 22ºC durante el tiempo medio de permanencia en la habitación. El mantenimiento de esta temperatura implica un suministro o evacuación continuo de calor del aire interior, para compensar el flujo calorífico a través del sistema pared/ventana exterior.

figura 4

Para simplificar el análisis, se considera que solamente la pared exterior que contiene la ventana, es la única ruta de pérdida o ganancia de calor; es decir, se asume que no hay flujo de energía por medio de las paredes interiores, piso o techo.

Se asume que en la calefacción o la refrigeración se utiliza un sistema de aire acondicionado de ventana. Estos dispositivos suelen ser capaces de proporcionar o reducir el calor, en niveles entre 2-3,5 veces la energía eléctrica que consumen (Morrison, 2004). En este estudio se asume un valor 2,6.

4.5.1 Conductividad térmica del sistema pared/ventana Para la definición de los coeficientes de conductividad térmica, según los diferentes materiales del marco estructural de la ventana, se considera la contribución en superficie de la pared, del perfil de marco estructural propiamente dicho y del vidrio, de acuerdo a la información de la Tabla 4.2.

figura 5

Los coeficientes de conductividad térmica se obtuvieron del Código Técnico de la Edificación (MFOM; 2004) (Tabla 4.3). El valor de los coeficientes integrados del sistema pared/ventana (Upared/ventana) que se indican en la Tabla 4.4, se deducen mediante la ecuación 1.

figura 6

figura 7

Igualmente, se han considerado los resultados suponiendo que la conductividad térmica de la pared toma un valor de Upared igual a cero, es decir, suponiendo que no hay pérdidas de calor a través de la pared, con el fin de resaltar en el análisis los consumos energéticos y emisiones de CO2 asociados exclusivamente a la ventana.

4.5.2 Temperatura ambiental exterior
A fin de estimar la demanda energética en diferentes zonas de España, se seleccionaron tres zonas con diferentes rangos de temperaturas climatológicas. En la Figura 4.2 se han representado las temperaturas medias mensuales en el Prat de Llobregat (Barcelona), Madrid y Alicante; que se obtuvieron a partir de los registros mensuales de los años 1997 a 2002 del Instituto Nacional de Estadística (INE, 2004).

La curva de temperaturas del Prat de Llobregat presenta los valores más atenuados de temperatura (rango entre 10 – 23ºC). La curva de temperaturas de Madrid presenta los valores de invierno más bajos, aunque las temperaturas de verano son relativamente altas (rango entre 7 – 25ºC). En Alicante, la zona con la latitud más baja de las regiones seleccionadas, presenta las temperaturas más altas tanto en invierno como en verano (rango entre 13 – 26ºC).

4.5.3 Estimación de las pérdidas por permeabilidad al aire
La permeabilidad al aire tiene una gran importancia porque de ella depende la pérdida de calor de las habitaciones y, por tanto, el nivel de confort. Para las tres zonas de estudio se estiman las pérdidas por permeabilidad al aire de ventanas. La permeabilidad al aire es la propiedad de una ventana de dejar pasar el aire cuando se encuentra sometida a una presión diferencial. La permeabilidad al aire se caracteriza por la capacidad de paso del aire expresada en m3/h en función de la diferencia de presiones. Esta capacidad de paso se ha referido a la superficie total de la ventana (capacidad de paso por unidad de superficie, m3/h m2).
La permeabilidad al aire de cada una de las ventanas se ha estimado según la clasificación de ventanas en cuatro tipos que establece la norma UNE-EN 12207:2000 (UNE, 2000) para una presión diferencial de referencia de 100 hPa.

Se ha considerado que, sin ningún tratamiento adicional para mejorar las propiedades de permeabilidad, las ventanas de PVC y aluminio con rotura térmica se clasifican como Clase 4, mientras que las ventanas de madera y las de aluminio sin rotura se englobarían dentro de la Clase 3. Ello supone unos coeficientes de permeabilidad de 1,5 m3/h m2 para las ventanas de PVC y aluminio con rotura, mientras que dicho coeficiente se incrementa hasta 7,0 m3/h m2 en los escenarios que implican ventanas de madera y de aluminio sin rotura.

4.5.4 Estimación de la demanda energética
Para las tres zonas seleccionadas, se calculan las diferencias entre la temperatura de confort en el interior de la habitación (22 ºC) y las temperaturas mensuales medias. Diferencias positivas indican necesidad de calefacción, en tanto que diferencias negativas implican la necesidad de climatización.

Los consumos eléctricos mensuales para elevar o reducir la temperatura interior del aire (32,4 m3) hasta 22 ºC, se estiman asumiendo que el sistema de aire acondicionado se enciende 24 veces al mes, y un valor de 1.004,67 J kg-1ºC-1 para el calor específico del aire. Los consumos eléctricos se determinan para 5 horas de uso continuo por encendido.

figura 8

Los valores obtenidos por escenario se indican en detalle en las Tablas 4.5-4.9. En la Tabla 4.10 se resumen los consumos eléctricos anuales requeridos para calefacción y climatización para cada zona seleccionada y por tipo de ventana.

Tabla 4.5: Cálculo de la energía eléctrica anual requerida para calefacción y climatización con una ventana de PVC y acristalamiento doble (Upared/ventana = 0,65 W m-2 ºC-1)

figura 9

Tabla 4.6: Cálculo de la energía eléctrica anual requerida para calefacción y climatización con una ventana de aluminio sin rotura y acristalamiento doble (Upared/ventana = 0,89 W m-2 ºC-1)

figura 10

Tabla 4.7: Cálculo de la energía eléctrica anual requerida para calefacción y climatización con una ventana de aluminio con rotura y acristalamiento doble (Upared/ventana = 0,77 W m-2 ºC-1)

figura 11

Tabla 4.8: Cálculo de la energía eléctrica anual requerida para calefacción y climatización con una ventana de madera y acristalamiento doble (Upared/ventana = 0,68 W m-2 ºC-1)

figura 12

Tabla 4.9: Cálculo de la energía eléctrica anual requerida para calefacción y climatización con una ventana de madera y acristalamiento simple (Upared/ventana = 1,14 W m-2 ºC-1)

figura 13

Los menores consumos eléctricos anuales se presentan para la zona de Alicante (20,1 kWh a-1, ventana de PVC); en tanto que los valores más altos ocurren en Madrid (33,6 kWh a-1, ventana de PVC). Valores intermedios se presentan para la zona del Prat de Llobregat (28,5 kWh a-1, ventana de PVC).

La Tabla 4.10 también incluye las estimaciones de las emisiones anuales de CO2, calculadas mediante la aplicación del factor de emisión del mix de generación eléctrico español (0,443 kg CO2 kWh-1). En orden creciente, y para el caso de la ventana de PVC, las emisiones estimadas ascienden a 9 kg CO2 a-1 para Alicante, 13 kg CO2 a-1 para el Prat de Llobregat, y 15 kg CO2 a-1 para Madrid.
Para la estimación del consumo total en la etapa de uso de las ventanas, se utiliza un período general de 50 años.

Tabla 4.10: Resumen de los consumos eléctricos anuales requeridos para calefacción y climatización de la habitación de análisis

FIGURA 14

4.6 La desconstrucción
Esta actividad, que se entiende como el desmantelamiento de la ventana con la intención de aprovechar al máximo los materiales mediante reciclaje, podría demandar solamente mano de obra y tal vez un bajo consumo energético. Se asume que el consumo energético de esta fase no es
relevante.

4.7 El reciclaje
Se asume que un 97% del PVC, aluminio, y vidrio contenidos en la ventana son reciclables. El restante 3% constituyen residuos que se depositan en vertedero. Para la madera, se considera que en su totalidad se dispone en vertedero. Para el reciclaje de los perfiles de PVC, se utiliza un consumo eléctrico de 0,25 kWh kg-1 (comunicación de Asoven).

Para el reciclaje de aluminio, vidrio y acero, se utilizan consumos eléctricos de 4,17 kWh kg-1 (WBG, 2004), 2,03 kWh kg-1 (EPA, 2004) y 5,03 kWh kg-1 (EPA, 2004), respectivamente. Los valores del vidrio y del acero corresponden al consumo energético para la fundición de vidrio primario y acero, que indican los respectivo documentos BREF europeos.

4.8 La disposición final
Se asume un consumo energético de 0,155 kWh por cada kg de residuo depositado en vertedero (Choate and Ferland, 2004). Se considera que la energía proviene en un 100% de gasóleo.

4.9 El transporte
Se asume que el transporte en la conexión de las diferentes etapas del ciclo de vida, se realiza con camiones de carga que consumen gasóleo, y que tienen una demanda energética de 0,00073 kWh km-1 kg-1 (WEC, 1998). Este valor es aplicable a Europa Occidental.

Se consideró un recorrido medio de 100 km para el transporte de materiales hasta la planta de ensamblaje; y de 100 km tanto para el transporte de la ventana hasta el sitio de instalación, como para la disposición de los residuos en vertedero.

4.10 Factores de emisión
La Tabla 4.11 presenta los factores de emisión de CO2 base que se utilizan en cada etapa, según la composición o tipo del suministro energético ya indicados para cada caso.

Tabla 4.11: Factores de emisión de CO2

FIGURA 15

* Deducidos en el documento: “Estimación del consumo energético y de la emisión de CO2 asociados a la producción unitaria de PVC, JM Baldasano y R. Parra. Enero de 2005”.
¶ Corresponde al criterio de cálculo que considera como objetivo la obtención conjunta de PVC y sosa cáustica.

5 Resultados y análisis comparativo

5.1 Estimación de consumos energéticos y emisiones de CO2 para el sistema pared/ventana

En el análisis de los resultados que aquí se presentan, se incluyen los consumos de energía y de emisiones de CO2, que se obtuvieron para la zona del Prat de Llobregat (Barcelona), que se consideran como magnitudes representativas para España.

Los mayores gastos de energía en la etapa de extracción y producción de materiales, en orden decreciente, corresponden a la ventana de aluminio (1.407 kWh para ventanas con 30% de aluminio reciclado y 1.981 kWh para el caso de no incluir material reciclado); la ventana de PVC (214 kWh y 254 kWh en los casos de incluir un 30% de PVC reciclado y para ventanas sin PVC reciclado, respectivamente); la ventana de madera con cristal doble (76 kWh) y la ventana de madera con acristalamiento simple (45 kWh), la cual presenta el menor consumo de energía en la etapa de extracción y producción debido al uso de una sola luna de vidrio. Esta información se encuentra resumida en la Tabla 5.1.

Tabla 5.1: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 en la etapa de extracción y producción de materiales; porcentaje respecto al total.

FIGURA 16

En las Tablas 5.2-5.9 se resume la información obtenida para los diferentes escenarios analizados. Los consumos energéticos de la fase de uso se refieren a las perdidas de energía a través de la ventana. En todos los casos se observa que esta es la etapa que presenta los porcentaje más altos. Para las ventanas de PVC, aluminio y madera, corresponden porcentajes del 82%, 58% y 97%, respectivamente.

Para las ventanas de PVC, los otros componentes con mayor demanda de energía corresponden a la etapa de extracción y producción de materiales (14%) y la etapa de reciclaje (5%). El uso del 30% de PVC reciclado en la fabricación de los perfiles de PVC, implica un reducción de demanda energética en la etapa de extracción y producción, de 254 kWh a 214 kWh (reducción de un 16%).

Para las ventanas de aluminio, el consumo energético debido a la extracción y producción de materiales representa entre el 42 y el 57% de la energía total consumida. El uso del 30% de aluminio reciclado, implica un reducción de demanda energética en la etapa de extracción y producción, de 1.981 kWh a 1.407 kWh (reducción de un 29%). El consumo para el reciclaje de materiales representa aproximadamente un 7% del consumo total de energía.

Tabla 5.2: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de PVC con acristalamiento doble (sin uso de PVC reciclado en el marco, Upared/ventana = 0,65 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 17

Tabla 5.3: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de PVC con acristalamiento doble (uso del 30% de PVC reciclado en el marco, Upared/ventana = 0,65 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 18

Tabla 5.4: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio sin rotura con acristalamiento doble (sin uso de aluminio reciclado, Upared/ventana = 0,89 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 19

 

Tabla 5.5: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio sin rotura con acristalamiento doble (con 30% de aluminio reciclado, Upared/ventana = 0,89 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 20

Tabla 5.6: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio con rotura con acristalamiento doble (sin uso de aluminio reciclado, Upared/ventana = 0,77 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 21

Tabla 5.7: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio con rotura con acristalamiento doble (con 30% de aluminio reciclado, Upared/ventana = 0,77 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 22

Tabla 5.8: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de madera con acristalamiento doble. (Uparedventana = 0,68 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 23

Tabla 5.9: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de madera con acristalamiento simple. (Upared/ventana = 1,14 W m-2 ºC-1). Resumen

FIGURA 24

Las Figuras 5.1-5.6 presentan por etapas y en forma gráfica, las estimaciones del consumo de energía y de las emisiones de CO2 para cada tipo de ventana analizada.

FIGURA 25

Figura 5.1: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de PVC con acristalamiento doble (sin uso de PVC reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 26

Figura 5.2: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de PVC con acristalamiento doble (uso de un 30% de PVC reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 27

Figura 5.3: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio sin rotura con acristalamiento doble (sin uso de aluminio reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 28

Figura 5.4: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio sin rotura con acristalamiento doble (con un 30% de aluminio reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 29

Figura 5.5: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio con rotura con acristalamiento doble (sin uso de aluminio reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 30

Figura 5.6: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de aluminio con rotura con acristalamiento doble (con un 30% de aluminio reciclado en el perfil de la ventana)

FIGURA 31

Figura 5.7: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de madera con acristalamiento doble

FIGURA 32

Figura 5.8: Estimación del consumo de energía y emisiones de CO2 debido a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos de una ventana de madera con acristalamiento simple

La Tabla 5.10 presenta un resumen de los consumos de energía totales y de las respectivas emisiones de CO2, para los 8 casos analizados. También incluye el peso de material reciclado.

FIGURA 33

La ventana de PVC con un 30% de material reciclado presenta el menor consumo de energía (1.740 kWh) y emisiones de CO2 (730 kg). Al final de la etapa de reciclado, se obtienen 21,4 kg de vidrio secundario, 21,1 kg de PVC y 6,7 de acero, totalizando 49,2 kg de material reciclado (93,4% del material total de la ventana). La ventana de PVC sin material reciclado presenta un consumo de 1.780 kWh y emisiones de 742 kg CO2. La cantidad total de materiales reciclados es también igual a 49,2 kg (93,4%).

La ventana de madera con acristalamiento doble presenta un consumo de 2.045 kWh y emisiones de 886 kg CO2. En la etapa de reciclado se aprovechan los 21,4 kg de vidrio (61,5% del material de la ventana). A continuación, aparece la ventana de madera con acristalamiento simple. Esta ventana presenta el mayor coeficiente de conductividad térmica (Upared/ventana 1,14 W m-2 ºC-1), aunque menor consumo energético en la etapa de extracción y producción de materiales implica que en los resultados globales, esta ventana presente un consumo energético (2.549 kWh) y emisiones de CO2 (1.129 kg CO2) más bajos que las obtenidas para las ventanas de aluminio, pero más altos que para la ventana de PVC. Esta ventana proporciona la menor cantidad de material reciclado (10,7 kg de vidrio; 45,0%).

Los valores más altos de energía utilizada y de emisiones de CO2 corresponden a las ventanas de aluminio. Las ventanas con un 30% de aluminio reciclado presentan un consumo energético de 3.244 kWh y 3.838 kWh para los casos de ventanas con rotura y sin rotura térmica. A estas ventanas corresponden unas emisiones de CO2 de 1.418 kg CO2 y 1.681 kg CO2, respectivamente. Para los escenarios de ventanas sin uso de aluminio reciclado, los consumos energéticos representan 3.819 kWh y 4.413 kWh para las ventanas con rotura y sin rotura térmica, en ese orden (emisiones de 1.672 kg CO2 para la ventana con rotura térmica y 1.935 kg CO2 para el caso de ventana de aluminio sin rotura térmica). Todas las ventanas de aluminio aportan 62,2 kg de material reciclado (94,1% del material total de la ventana).

6 Conclusiones
En este documento se presentan las estimaciones del consumo energético y de las emisiones de CO2 asociadas a la producción, uso, reciclaje y disposición final de residuos atribuibles a una ventana batiente estándar de 1,34 m x 1,34 m, con doble acristalamiento, cuyos marcos estructurales se fabrican alternativamente con PVC, aluminio (sin y con rotura térmica) y madera.

Debido a que en España hay un uso importante de la ventana de madera con acristalamiento simple, se ha incluido esta alternativa como un octavo caso de análisis complementario.

El enfoque abarca todas las etapas de un Análisis de Ciclo de Vida, aunque analiza solamente los dos factores ambientales antes indicados; y busca que los resultados sean representativos para la Península Ibérica, tanto en lo que se refiere a los consumos y configuración de las fuentes energéticas. Por lo tanto, se ha priorizado la información de esta zona; sin embargo, el análisis se complementa con información del ámbito europeo o internacional.

Entre las magnitudes básicas utilizadas en este documentos se incluye al factor de emisión de CO2 del mix eléctrico de España del año 2002, así como los respectivos valores del consumo de energía y de las emisiones de CO2 asociadas a la producción del PVC, tomado como referencia la planta de PVC situada en Martorell.

Con el fin de estimar el impacto del consumo energético y emisiones de dióxido de carbono, se ha desarrollado una metodología de contabilidad ambiental de dichos indicadores, que consiste en estimar su valor en cada una de las etapas del ciclo de vida de la ventana (extracción y producción, transporte a montaje, montaje, transporte a edificio, uso, transporte a vertedero, disposición en vertedero, transporte a reciclaje y reciclaje). Los resultados finales suponen la suma de los consumos de energía y de las emisiones de CO2 equivalente para cada una de estas etapas.
Los valores del consumo de energía en el montaje de las ventanas de PVC y del reciclaje corresponden a información fiable, que han sido proporcionadas por los propios productores. En este sentido, se resalta la menor fiabilidad de los consumos energéticos que se han utilizado para otros materiales como el aluminio, el vidrio y la madera, para los cuales se ha utilizado información a nivel europeo o internacional. La variabilidad de los resultados no afecta a la fase de uso, que como se ha visto constituye la etapa de mayor demanda de energía y por tanto de las mayores emisiones de CO2.

La ventana a la que se le atribuye el menor consumo de energía y de emisión de CO2 es la ventana de PVC con un 30% de material reciclado, seguida por la ventana de PVC sin material reciclado. Los valores más altos de energía utilizada y de emisiones de CO2 corresponden a la ventanas de aluminio sin material reciclado y sin rotura térmica.
Los resultados obtenidos indican que en todos los casos analizados, los porcentajes mas altos del consumo de energía corresponden a la etapa de uso de la ventana. Los consumos de energía en las etapas de extracción y producción de materiales son importantes (hasta un 52% del valor total) para las ventanas de aluminio. Este porcentaje es menor para las ventanas de PVC (14%) y madera (4%).

El menor peso del PVC beneficia los costes del transporte de este material frente a otros materiales más pesados como el aluminio.
Respecto al reciclaje de los materiales de las ventanas, en los casos del PVC y el aluminio hay una mayor disponibilidad de material reciclado para la construcción de una nueva ventana o para el uso de estos materiales en otros productos. En el caso de las ventanas de madera, al no poder reciclarse el material, se debe proceder a la extracción y tratamiento de madera nueva.

7 Referencias

  1. Asif, M., Davidson, A., Muneer, T. (2002). Life cycle analysis of window materials – a comparative assessment, CIBSE National Technical Conference, London.
  2. Baldasano, J.M., Parra, R. (2005). Estimación del consumo energético y de la emisión de CO2 asociados a la producción unitaria de PVC. Estudio de la planta de Hispavic – Vinilis en Martorell (España). Informe: PVC-Fab-200501-1, Enero, 28 pp.
  3. Environmental performance assessment of glazing and window: context, overview, main concerns. IEA-SHC Task 27 (http://www.iea-shc-task27.org/, diciembre de 2004)
  4. Chevalier, L. , Krogh , H., Tarantini, M. (2002). Environmental performance assessment of glazing and window: context, overview, main concerns. IEA-SHC Task 27 (http://www.iea-shc-task27.org/, diciembre de 2004)
  5. Choate, A. , Ferland, H. Waste Management and Energy Savings: Benefits by the Numbers. U.S. EPA. (http://yosemite.epa.gov, diciembre de 2004)
  6. EC (2004). Life Cycle Assessment of PVC and of principal competing materials. European Comission. Final Report.
  7. EPA (2004). About Brefs. Environmental Protection Agency. (http://www.epa.ie/Licensing/IPPCLicensing/BREFDocuments/, diciembre de 2004)
  8. INE (2004). Instituto Nacional de Estadística. (http://www.ine.es, diciembre 2004).
  9. IPCC (1996). Revised 1996 Guidelines for National Greenhouse Gas Inventor.
  10. MFOM (2004). Código Técnico de la Edificación. Propuesta de real decreto de aprobación. Ministerio de Fomento. (http://www.mfom.es, diciembre 2004)
  11. Morrison, G. (2004). Air conditioner performance rating. University of New South Wales. Sidney. (http://solar1.mech.unsw.edu.au/, diciembre de 2004)
  12. REE (2004). Proyecto Indel: Atlas de la demanda eléctrica española. Red Eléctrica de España. (http://www.ree.es, diciembre 2004)
  13. UNE (2000). UNE-EN 12207:2000. Ventanas y puertas – Permeabilidad al aire – Clasificación.
  14. WBG (2004). Aluminum Manufacturing. The World Bank Group. (http://www.wbg.org/, diciembre de 2004)
  15. WEC (2004). Total Energy Use Characteristics, del Global Transport and Energy Development: The Scope for Change, WEC.(http://www.worldenergy.org, diciembre de 2004)
  16. Weir, G., Muneer, T. (1998). Energy and environmental impact analysis of double-glazed windows. Energy Convers. 39, 243 – 256.

Las ventanas de PVC una solución para el ahorro energético

MEJORA DEL AISLAMIENTO DE LAS VENTANAS HASTA UN 218%

ventanas de pvc y el ahorro energetico

LAS VENTANAS DE PVC EN EL PLAN DE AHORRO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS

El Consejo de Ministros, en su reunión del día 8 de Julio de 2005, aprobó el Plan de acción 2005-2007 de “Ahorro y eficiencia energética”.

La Directiva 2001/91/CE sobre la eficiencia energética de los edificios entrará en vigor el 4 de Enero del 2006, y eso significará que España, como el resto de los Estados de la Unión, ha debido adaptar su reglamentación nacional a la nueva Directiva. Como el CTE, es la herramienta para tal objeto, el plazo está marcado por las instancias europeas, y se espera que el nuevo CTE entre en vigor, como muy tarde, a partir de Enero 2006.

Dentro de las medidas específicas del plan se incluyen que los edificios deben de cumplir con unos requisitos mínimos de eficiencia energética que deberán de introducirse en la fase de diseño mediante normativa obligatoria.

El plan tiene como objetivo reducir el 8,5% del actual consumo de energía privada y el 20% de las importaciones de Petróleo. Tanto las medidas específicas como las medidas urgentes a tomar para la cumplimentación de este plan de Acción 2005-2007 tienen incidencia importante sobre la edificación y también sobre el sector del cerramiento acristalado.

carpintero autonomoLa mayor parte del uso de la energía y, en la misma proporción, de las emisiones de dióxido de carbono C02a la atmósfera están asociadas a los edificios, correspondiendo un 60% a los edificios residenciales ( el porcentaje es mayor debido a que existen mas edificios) y un 7% a los edificios de oficinas.

Como consideraciones generales para reducir los consumos se han de utilizar razones ecológicas ó económicas, empleando nuevas técnicas energéticas que sean cada vez menos agresivas con el medio ambiente sin olvidar las medidas pasivas.

Estas serán de emplazamiento del edificio, orientación y del color de los mismos, diseño de fachada y cubierta, dispositivos de iluminación natural y su aprovechamiento, jardinería y ventilación natural.

 

Es muy importante dentro de este estudio energético el estudio del ciclo de vida de los materiales que básicamente consiste en analizar la cantidad de energía que un material consume desde su origen hasta el final de su vida útil (coste de extracción, fabricación, producción, y transporte de los elementos, costes de mantenimiento durante su vida útil y coste para transformar los residuos materiales inertes y no contaminantes). La energía incorporada a los materiales supone un 33% de la energía usada en la vida útil del edificio.

 

LAS VENTANAS DE PVC EN EL CÓDIGO TECNICO DE LA EDIFICACIÓN Y EL CONTROL DE LA DEMANDA ENERGÉTICA

En el nuevo Código Técnico de la Edificación CTE y en concreto del documento básico HE (Ahorro de Energía) dedicado al ahorro de energía como parte de la transposición de energía, de la directiva 2002/91/CE obligará a que el edificio objeto del estudio deba tener una demanda energética inferior a la de un edificio de referencia, si se emplea en el cálculo la opción general y no la simplificada tanto en régimen de calefacción como de refrigeración.

El objetivo será cumplir con las exigencias básicas de limitación de la demanda energética para alcanzar el bienestar térmico. Para lo cual los edificios deberán de disponer de una envolvente de características adecuadas en función de clima de la localidad, del uso del edificio y del régimen de verano e invierno, así como de su aislamiento e inercia, permeabilidad al aire y exposición a la radiación solar. Se reduce el riesgo de apariciones de humedades de condensación superficial e intersticial que puedan perjudicar sus características, tratando adecuadamente los puentes térmicos y a sí evitar los problemas higrotérmicos en los mismos.

Aislamiento termico de ventanas de madera, aluminio, pvc

Los cerramientos de un espacio habitado o no habitado en contacto con el ambiente exterior (aire o terreno) o con un espacio no habitable y cuya superficie sea superior o igual a 0.5 m2tendrá unos valores no superiores a los señalados en la siguiente Tabla.
Para evitar problemas de condensaciones y efectos de “pared fría” el valor U de los vidrios y de los marcos no podrán ser superiores a :

Limitaciones transmitancia termica ventanas segun zonas climaticas
los valores referenciados son U = W/m2K El Coeficiente de transmitancia térmica es el flujo de calor(W) dividido por la superficie (m2) y por la diferencia de tempera- turas (K) entre los dos medios situados a cada lado del elemento que se considera.

En España se delimitan 5 zonas climáticas A,B,C,D y E por alturas sobre el nivel del mar y latitudes, correspondiente al régimen de invierno:

Mapa Zonas Climaticas España

Para el resto de ciudades se puede obtener su clasificación en la tabla adjunta, en función de la diferencia de altitud con respecto a la capital de provincia. Si la diferencia de altura fuese menor de 200m o la localidad se encontrase a una altura inferior que la de referencia, se tomará, para dicha localidad, la misma zona climática que la que corresponde a la capital de provincia.

Podemos afirmar que la carpintería de pvc cumple las exigencias de transmitancia del CTE sin ningún tipo de restricciones, por ello puede colocarse en el 100% de España.

Tabla Transmitanci Termica Ventanas

CONSIDERACIONES TÉCNICAS DE AHORRO ENERGÉTICO DE LAS VENTANAS DE PVC

El uso del PVC aporta un ahorro energético superior en un 45% al aluminio y en un 15% a la madera.

ventanas de pvc en zamoraLa instalación de ventanas de PVC reduce el consumo energético en los hogares un 45% en comparación con las de aluminio y un 15% con las de madera según se desprende de un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Cataluña realizado por el departamento de Proyectos de Ingeniería, a través del laboratorio de Modelización Ambiental. Se trata, según los expertos, de un material clave además, para cumplir con las exigencias del Protocolo de Kioto.

Además las ventanas de PVC contribuyen más que los otros materiales utilizados para la fabricación de carpinterías a minimizar las emisiones de C02a la atmósfera a lo largo de su ciclo de vida.

En esta primera parte de la investigación se ha dirigido al estudio comparativo de eficiencia energética del ciclo de vida de los materiales más comunes utilizados en la fabricación de ventanas en España, aluminio, madera y el PVC.

Además las ventanas de pvc reducen las emisiones de CO2a la atmósfera en un 161% con respecto a las ventanas de aluminio y un 52% con respecto a las ventanas de madera

La metodología del estudio ha consistido en evaluar el consumo energético, y las emisiones de C02asociadas al mismo. Se ha estudiado las diferentes etapas que componen el ciclo de vida del material en la aplicación de ventanas, desde la extracción de la materia prima, pasando por la fabricación de la ventana y su uso, hasta el reciclaje del material, que contribuye a la conservación de los recursos naturales. Las conclusiones de esta parte del estudio son importantes porque aclaran, desde el punto de vista de elección de los materiales a los profesionales como usuarios a la hora de elegir el producto para ahorrar energía.

El PVC reciclado se utiliza para fabricar ventanas y puertasEl PVC además es el producto más utilizado para la fabricación de ventanas en los principales países de Europa y se utiliza con excelentes resultados, desde hace más de 50 años, y su calidad está avalada por la satisfacción de millones de usuarios.
Una ventana de pvc permanece en perfecto estado de uso durante su larga vida útil y sin casi mantenimiento. Es además resistente a casi todos los agentes químicos habituales hoy día y no produce gases nocivos que contaminan la atmósfera.

Al ser una resina sintética es un material inerte por lo que no le afecta la salinidad del mar, es insensible a la humedad, imputrescible y es altamente recomendable en ambientes agresivos. Como característica especial también es antibactericida, admite desinfectantes por lo que se recomienda para uso y montaje en hospitales, residencias geriátricas y centros infantiles.

Las ventanas de PVC ,debido a sus excelentes y actuales prestaciones contribuyen al ahorro de energía y con ello a reducir las emisiones de CO2,en la línea de respeto y cuidado del medioambiente.

Ventanas de PVC para un mundo más limpio

Una Campaña de Desinformación

por un mundo mas limpioComo parte de la larga campaña contra la producción comercial de cloro, algunas organizaciones ecologistas radicales persiguen situar al PVC como material perjudicial para el entorno. Sin embargo, cuando sus reivindicaciones se someten a un estrecho examen científico quedan aparcadas, dando lugar a una realidad diferente que permite que emerja el correcto comportamiento técnico y ambiental de la carpintería de PVC.

La Producción industrial del PVC ha sido validada por la comisión OSPAR

La comisión OSPAR (Oslo-París) se estableció para prevenir la contaminación de origen terrestre de los hábitats marinos, incluído el Mar del Norte y el Noroeste Atlántico. En la reunión ministerial de la Comisión OSPAR de julio de 1998, se firmó un acuerdo entre los países contratantes conocido como Declaración de Sintra (1) (designada así tras el encuentro de Portugal). En esta declaración no se hace referencia concreta al PVC.

De hecho, en la misma serie de reuniones, se aprobaron por parte de los ministros dos decisiones sobre los Valores Límite de las Emisiones en la producción de PVC (2) a partir de monómero de Cloruro de Vinilo y la fabricación Monómero de Cloruro de Vinilo (VCM) de dicloruro de etileno (EDC) (3).

Estas emisiones establecen los Valores Límite de Emisiones (EVL) para lugares de producción de PVC en la región de la Convención OSPAR.
Además, OSPAR adoptó de manera formal en 1996 las Recomendaciones sobre las Mejores Técnicas Disponibles (BAT) para la fabricación de PVC en Suspensión a partir de EDC (cloruro de etileno) y VCM (monómero de cloruro de vinilo).

La Industria del PVC es totalmente segura

La industria del PVC es un sector puntero en cuanto a gestión medioambiental. Incorpora las más altas tecnologías y realiza estrictos controles. Cumple con las disposiciones normativas vigentes en España, lo que garantiza la protección del medio ambiente. Las tres plantas españolas productoras de PVC cuentan con la certificación ISO 14001 de Gestión Ambiental otorgada por AENOR, que garantiza el respeto por el medio ambiente, minimizando el impacto medioambiental.

ventanas de pvc por un mundo mas limpioEl PVC es uno de los plásticos más antiguos del mundo y ha sido desarrollado desde los años 40 hasta convertirse en un producto utilizado universalmente, económico, seguro y no agresivo con el entorno. Efectivamente, los derivados de la sal (57%) y el petróleo (43%) se combinan para producir un material plástico que está especificado para una amplia gama de aplicaciones a través de diversos sectores del mercado.

Los procesos de producción del VCM y el PVC han sido mejorados continuamente en los últimos años y aseguramos sinceramente que nuestra calidad de vida, sin el PVC sería muy diferente de la que tenemos y disfrutamos ahora. Además, la industria europea del PVC reconoce que deben perseguirse mejoras adicionales continuas y revisar su alcance de forma permanente.
Por esta razón, la industria europea, bajo las directrices del Consejo de Europa de Fabricantes de Vinilo (ECVM), ha firmado la Carta de la Industria Europea (4) comprometiéndose a límites más estrechos sobre las emisiones de las instalaciones de producción de PVC. Como parte de su Programa de Previsión Tecnológica, el Ministerio de Comercio e Industria del Reino Unido de Gran Bretaña publicó un folleto orientado a la necesidad estratégica de mantener la competitividad de la industria del cloro en su territorio, identificando al PVC como un elemento clave de esta industria, un sector considerado como crítico en su economía.

“El PVC es perfectamente seguro y ésta es la razón de su utilización para botellas de agua mineral, bolsas para transfusiones de sangre y tubos de orificio fino (sondas) que se insertan en bebés prematuros. el PVC puede ser tan transparente como el cristal o tan negro como el carbón y además puede ser tan rígido o flexible como queramos. Soporta condiciones extremas y por esto es utilizado para ventanas, tuberías de agua y aislamiento de cableado eléctrico. Cualquier país con abundante suministro de sal y gas natural es un lugar óptimo para la fabricación de este versátil plástico (5)”.

El PVC se nos ofrece como un material indispensable y totalmente fiable para la vida moderna y la sociedad actual

El término dioxina se utiliza normalmente para referirse a una familia de compuestos que abarcan del orden de 75 dioxinas y 135 furanos asociados. El número y posición del átomo de cloro en la molécula difiere para cada uno de los 210 compuestos, y esto tiene también un efecto considerable sobre su toxicidad, 17 de ellos son conocidos como altamente tóxicos. Las dioxinas no son productos químicos sintéticos puesto que se producen en forma natural e inadvertida como consecuencia del amplio abanico de actividades humanas. Pueden producirse, por ejemplo, cuando se quema cualquier mezcla que contenga carbono, hidrógeno, oxígeno y cloro y se permite que los gases producidos se enfríen lentamente. Por lo tanto, una gran variedad de procesos entre los que se incluye la incineración de madera, erupciones volcánicas, incendios forestales, producción de metal, cementerios de vehículos, e incluso los vertidos de residuos y compuestos pueden conducir a la formación de dioxinas (6).

perfil de ventana de pvc KommerlingLa muy baja contribución de la industria del PVC a los niveles de dioxinas es confirmada por un reciente inventario de orígenes de dioxinas realizado en el Reino Unido, Revisión de las Emisiones de Dioxinas en el RU, y que fue publicado por Her Majesty Inspectorate of Pollution (HMIP) en septiembre de 1995 (7). La revisión encontró que la incineración de residuos sólidos urbanos, y actividades tales como la producción de hierro, acero y materiales no ferrosos, se contemplan como los contribuyentes principales.

De acuerdo con el informe, se liberan más dioxinas a la atmósfera a través de fuentes implicadas en la combustión de la madera que las que se producen por la totalidad de la industria química halogenada.

La Environmental Agency (EA) también se declaró satisfecha de que las restricciones actuales contenidas en las autorizaciones y licencias ejercen suficiente control para proteger el entorno del aire, agua y tierra (8). Los estudios sobre las tendencias de las emisiones de dioxinas realizados en el RU, USA Y Alemania, han mostrado que en éstos países industrializados, las emisiones de dioxinas han caído un 50% desde 1970 (9). En el mismo período, la producción de PVC se ha duplicado sobradamente en éstos países.

ventanas de pvc en edificios singularesLos plásticos en general representan sólo el 7-8% de los residuos sólidos urbanos (RSU) y de éste porcentaje los componentes de PVC representan sólo la décima parte y está formado principalmente por embalajes usados (en los que no se utilizan aditivos de metales pesados).

Se ha mostrado de manera consistente que la presencia o ausencia de PVC en el flujo de RSU no influye en la cantidad total de todas las dioxinas producidas por la incineración. Diversas pruebas de incineración de residuos plásticos en Wüzburg, Alemania (10) y en la central de South Esast London Combined Heat&Power (SELCHP) del Reino Unido (11) lo han demostrado.

Uno de los expertos líder en este campo, el Profesor C.Rappe de la Universidad de Umea, Suecia concluyó que teniendo en cuenta las investigaciones de su propio grupo. El estudio del PVC realizado por el TNO Institute of Environmental and Energy Technology (Holanda) en nombre de la Dirección General III de la Comisión Europea, enfatiza que el PVC puede ser incinerado de manera limpia y segura (13). El informe TNO cita la revisión de numerosos estudios orientados al aspecto de la formación de dioxinas en las incineradoras de residuos.

Uno de los componentes esenciales del PVC es el cloro y éste puede ser producido mediante tres procesos principales de electrólisis industrial: amalgama, diafragma y membrana. Las emisiones de mercurio de las instalaciones europeas de producción de cloro se han recortado en un 91% desde 1977 hasta alcanzar 18 toneladas en 1995 (14). Esta baja cifra debe ser vista en el contexto de las emisiones totales de mercurio (tanto de orígenes naturales como industriales que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha estimado en torno a 200.000 toneladas año, que supone un 0,00009 %. Entre las fuentes naturales de mercurio en el entorno se incluyen los volcanes, géiseres, y manantiales calientes, yacimientos minerales, aguas superficiales y océanos.

El PVC es un material inerte y completamente inocuo. No supone ningún problema para la salud. Precisamente por su inocuidad es empelado comúnmente en sectores que requieren un alto grado de pureza y calidad, tales como el alimentario y el sanitario-hospitalario, donde tienen una amplia acogida.

Los aditivos especiales estabilizantes de UV a la luz y al calor son una parte esencial de las formulaciones de PVC y se utilizan para mejorar la resistencia al entorno y el procesado de productos y materiales de PVC. La elección de estabilizante dependerá en gran medida de la aplicación final concreta y existen buenas razones técnicas para la utilización de ciertos tipos de estabilizadores para aplicaciones concretas. Los estabilizantes, a menudo, comprenden componentes metálicos con diferentes compuestos orgánicos, y no utilizan nunca la forma elemental de un metal. Existen varios tipos de sales y detergentes metálicos que se utilizan para estabilizar el PVC.

El plomo elemental no se utiliza como aditivo del PVC. Los compuestos especiales conocidos como sales y detergentes se utilizan en aplicaciones del PVC para permitir características de procesado y resistencia climatológica muy buenas.
De hecho, un instituto oficial de pruebas Sueco realizó pruebas para ver como las migraciones del plomo de las tuberías de PVC son comparables con los límites establecidas por la Directiva de Cerámica de la UE (que cubre los límites de migración de la cerámica en contacto con alimentos) (16).

reciclado de una ventana de pvcEs tan seguro comer alimentos de una tubería de PVC estabilizado con plomo, como comerlos en un plato de cerámica (17).

En el mes de junio de este año, el Cedex (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, organismo autónomo y totalmente adscrito orgánicamente al Ministerio de Fomento y funcionalmente a los Ministerios de Fomento y de Medio Ambiente de España) publicó la nueva edición de la Guía de “Tuberías para Transporte de Agua a Presión”. Este documento, cuya renovación ha llevado más de 10 años, y que a día de hoy es la referencia para instalaciones de redes de trasporte de agua de potable, no sólo no discrimina el PVC, si no que lo contempla explícitamente como un material totalmente apto y seguro para sistemas de abastecimiento de agua potable.

El uso del Cadmio en todos los sistemas de estabilizantes comercializados en el mercado europeo fue eliminado en Marzo de 2001, según se estableció en el Compromiso Voluntario de Octubre del 2001 de la Industria del PVC

La Agencia de Protección Ambiental Sueca confirmó recientemente que los estabilizantes de metal pesado están sólidamente unidos al material de PVC y conviven inalterables e inertes durante su ciclo de vida (15).

Cualesquiera de los sistemas estabilizantes disponibles actualmente pueden ser utilizados de forma segura para producir artículos de PVC. Los diferentes estabilizadores de base metálica se utilizan debido a una variedad de razones técnicas y han aportado a la sociedad productos valiosos que van desde aplicaciones médicas salvadoras de vidas a productos de larga duración y elevada calidad para la construcción (18).

RECICLADO DEL PVC

El pvc es un material fácilmente reciclable, siendo el segundo plástico que mas se recicla en España.

El objetivo es la utilización de las materias primas tan eficientemente como sea posible y utilizar las opciones de producto más sostenibles.
Con el PVC reciclado se fabrican tubos, mobiliario urbano,juegos infantiles, suelas de zapatos, material deportivo, losetas, revestimientos etc.

El PVC reciclado se utiliza para fabricar ventanas y puertasEn el año 2002 se reciclaron entre 45.000 y 50.000 toneladas de PVC en España. Además la industria del PVC a través del proyecto europeo denominado Compromiso Voluntario VINYL 2010 ,representado por 23.000 empresas, ha invertido en el año 2002 mas de 4,5 millones de euros en proyectos de gestión de residuos, responsabilizándose de la gestión y supervisión del ciclo de vida del producto. Estas cifras se van incrementando y evaluando todos los años hasta lograr en Europa las 200.000 toneladas de producto reciclado por el año 2010.

Como respuesta a nuestro compromiso con el medio ambiente las cinco Firmas Extrusoras de Perfiles de PVC: DECEUNINCK, KBE-URSSA, KÖMMERLING, GEALAN, REHAU y VEKA y los talleres de fabricación de ventanas, han llegado a los siguientes compromisos:

  1. Los rechazos y desperdicios en la línea de fabricación de los perfiles de extrusión se reciclan al 100% dentro de la propia fábrica.
  2. Los recortes de fabricación son retirados por las empresas proveedores de perfiles o a través de empresas especializadas y certificadas en reciclaje. Los fabricantes de ventanas no reciclan ninguno directamente.
  3. Al día de hoy no existen ventanas viejas procedentes de las demoliciones. Esto es debido a que las ventanas de PVC se están colocando en España desde 1980 y en este momento para las más antiguas todavía estamos a mitad del ciclo del periodo de vida útil del producto que es de 50 años.
  4. Las ventanas mal medidas se desmontan y se reutilizan o son vendidas más baratas para su aprovechamiento.

INCINERACIÓN

Sección de una ventana de PVC fabricada con un 70% de material reciclado
Sección de una ventana de PVC fabricada con un 70% de material reciclado

Tal como se comentó anteriormente la incineración de PVC no presenta problemas especiales con relación a las emisiones de dioxinas. Las incineradoras europeas modernas están diseñadas para satisfacer los estrechos límites de la UE sobre las emisiones de un cierto número de sustancias, entre las que se incluyen las dioxinas y el cloruro de hidrógeno.

El PVC no es en ningún caso la única sustancia de los Residuos sólidos Urbanos (RSU) que contiene cloro. Los materiales orgánicos tales como, madera, cartón, papel, textiles y residuos alimenticios, por ejemplo, también son capaces de formar ácido clorhídrico. Por tanto, serán necesarias instalaciones de limpieza y depuracióntanto si se incinera PVC como si no, y no existen costos fijos asociados con la incineración controlada de PVC, como parte del flujo de residuos sólidos urbanos.

Basándose en los estudios realizados y en el contenido medio de PVC en los RSU, el incremento del coste de la presencia de PVC en el flujo de residuos puede suponer del 1 al 2% del coste total de incineración (19). Debe observarse, sin embargo, que otros materiales componentes presentes en el flujo de residuos también tienen costos asociados.

VERTIDO DE BASURAS

Un estudio de la Chalmers University of Technology de Suecia concluyó que el PVC rígido no se degradó en el vertido de basuras (20). El PVC rígido para la fabricación de perfiles, se mantendrá inerte en el vertido y no existe prueba alguna que sugiera que el PVC-U sea una fuente de sustancias tóxicas en las condiciones de vertido de basuras.

¿Qué piensan otros grupos y organizaciones sobre el PVC y el entorno?

El PVC tiene ventajas ambientales, técnicas y comerciales y es uno de los materiales mas investigados. Un creciente número de validaciones de terceros independientes de todo el mundo apoyan el uso continuado del PVC, en aplicaciones de construcción.

ALGUNAS VALORACIONES DE TERCEROS INDEPENDIENTES SOBRE EL PVC

-Las Valoraciones del Ciclo de Vida útil de los perfiles de las ventanas, realizadas por el Dr. Richter y otros, en el Swiss Institute for Testing Materials (1992-96) compara el PVC-U con la madera de construcción y el aluminio. El análisis detallado demostró que las supuestas ventajas de los otros materiales frente al PVC no tienen una base legítima objetiva, siendo el PVC-U un material idoneo para esta aplicación.

-John Emsley, Escritor Científico Residente, Departamento de Química, Universidad de Cambridge, concluyó en un capítulo de su libro sobre el PVC, The Consumer’s Good Chemicals Guide (1994): “Por lo que conozco, ningún miembro del público ha sido dañado jamás por el PVC y mucha gente debe su vida a él. Es hora de que aprendamos a vivir en paz con un plástico bastante maravilloso (23).

-El Informe de Pautas Ambientales publicado por la Dutch Foundation for Building Research (abril, 1996) y auspiciado oficialmente por el Dutch Ministry of Environment (VROM), lista al PVC como el material ecológico preferido para casi todas las aplicaciones de construcción de viviendas (24).

herraje-ventana-pvc-Un estudio de los impactos sobre la Salud y comportamiento ambiental del PVC en materiales de embalaje y construcción, realizado por The National Centre for Business & Ecology (junio de 1997) en nombre de un grupo de comerciantes del RU, concluyó con el resultado de que ninguna de las pruebas revisadas proporciona una razón científica prioritaria para el Grupo de comerciantes de PVC para que se produzca el abandono inmediato del uso de PVC en embalajes de alimentos o en materiales de construcción/aislamiento … (suponiendo que) el Grupo de comerciantes sea capaz de satisfacer por sí mismo que las compras de PVC estén fabricadas, utilizadas y desechadas de manera responsable por…(25).

-Los informes publicados por la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation de Australia (1996 y 1998) concluyen que el resultado de las pruebas sugiere que no existe material alternativo al PVC en sus aplicaciones principales, que tengan un menor efecto global sobre el entorno (26).

-El Minister of State for Science Energy and Industry del Gobierno del RU John Battle, M19 confirmó el apoyo al PVC cuando declaró que … en relación al PVC y a la industria basada en el cloro en general, los Ministros han dejado claro que pruebas independientes, como las del profesor Rappe, consultor científico independiente de la LIE y la Organización Mundial de la salud, demuestran que el PVC es un material seguro en el uso y emisiones puesto que su fabricación y desechado son controlados por la Environment Agency (27).

-El German Council of Environmental Advisors (SRU), que reporta al Gobierno Federal Alemán, incluye una nueva valoración sobre el PVC en su último informe ambiental (1998). SRU concluyó que los riesgos para la salud y el entorno relacionados con el PVC no son suficientemente significativos para justificar cualquier prohibición o amplia restricción. El presidente de SRU observó que ya no existen grandes razones para discriminar al PVC. Esta es una visión muy diferente de la expresada para la SRU en 1991 y refleja el compromiso de la industria del PVC y la capacidad de conducir con éxito los retos ambientales (28).

La industria del PVC en el Reino Unido muestra su satisfacción por los resultados de estudios independientes. Estos representan una contribución importante a un debate científico informado que, desafortunadamente, se ha caracterizado tan a menudo por argumentos emocionales y conjeturas mal informadas de los detractores del PVC.

VENTANAS DE PVC, prestaciones técnicas

El PVC es uno de los materiales plásticos más antiguos del mundo. Producido a base de sal (57%) y de derivados del petróleo.
Desde hace 50 años ha ido mejorando hasta convertirse en un producto utilizado universalmente, pues es versatil, económico y respetuoso con el medioambiente.

Las ventanas de PVC se utilizan para la construcción de edificios nuevos
Las ventanas de PVC se utilizan para la construcción de edificios nuevos

El PVC es el producto más utilizado para la fabricación de ventanas en los principales países de Europa; a lo largo de la historia su mercado y su utilización han protagonizado un crecimiento constante en detrimento de otros materiales. Se utiliza, con excelentes resultados, desde hace más de 50 años, y su calidad está avalada por la satisfacción de millones de usuarios. Una ventana de PVC dura un larguísimo periodo de tiempo, 50 años en perfecto estado de uso y sin casi mantenimiento. Es además totalmente resistente a casi todos los agentes químicos habituales hoy día y a los gases nocivos que contaminan la atmósfera.

El uso y consumo de la carpintería de PVC es un buen indicador de calidad altamente desarrollada dentro del sector de la construcción debido a que las ventanas de PVC aportan excelentes prestaciones a las viviendas y a su entorno a precios asequibles.
Debido al alto coeficiente de aislamiento térmico de la ventana de PVC, se evita el efecto de “pared fría” de una ventana convencional y el indeseable efecto de las condensaciones.
Esto conlleva un importante ahorro energético tanto de calorías como de frigorías.

Las ventanas de PVC se utilizan para la rehabilitación de edificios singulares
Las ventanas de PVC se utilizan para la rehabilitación de edificios singulares

Debido al alto coeficiente de aislamiento térmico, su coste se amortiza rápidamente por el ahorro de energía que proporciona al usuario. Una ventana de PVC provista de acristalamiento aislante (dos vidrios de 4mm con cámara de aire intermedia de 12 mm : 4/12/4 ) tiene una transmitancia de U =1,6 – 2,5 W/m2ºC.

Además, su uso reduce la emisión de C02 a la atmósfera, dado su excelente comportamiento térmico, y al ser la carpintería de mayor coeficiente de aislamiento acústico, también reduce en gran medida los efectos de la contaminación acústica.
Como ejemplo podemos decir que una ventana de PVC con un vidrio doble aislante, consigue atenuaciones acústicas comprendidas entre 32db y 48 db.

La ventana de PVC ,según la norma UNE 23.727 esta clasificado como M1 ,es decir difícilmente inflamable y autoextinguible ,cesa la combustión cuando desaparece la llama exterior que la provocó. Su temperatura de ignición es de 390ºC con un índice de oxígeno del 50% (para la madera estas cifras son 260ºC con un índice de oxigeno del 21%).

Existen tres normas que clasifican la ventana de acuerdo a sus prestaciones:
Ejemplo para una ventana de 1200×1200 mm.

UNE-EN 12207:2000.
CLASIFICACION DE ACUERDO CON SU PERMEABILIDAD AL AIRE ( Antigua 85-208-81).
Clasificación obtenida: CLASE 4 (la mas impermeable).
UNE-EN 12208:2000.
CLASIFICACION DE ACUERDO CON SU ESTANQUIEDAD AL AGUA.
(Antigua 85-212-83).
Clasificación obtenida: CLASE 9A (la mas estanca).
UNE-EN 12210:2000.
CLASIFICACION DE ACUERDO CON SU RESISTENCIA A EFECTOS DE VIENTO (Antigua 85-213-86 1R).
Clasificación obtenida: CLASE C5 (la mas hermética).
* obteniendo las clasificaciones máximas en cada uno de los ensayos.

La carpintería de PVC es muy resistente y dado que su vida útil supera los 50 años sus aplicaciones son de larga duración ,esta es una de las mayores virtudes del producto desde el punto de vista de la sostenibilidad.

EL PVC ES UN MATERIAL ECOLÓGICO PARA LA CONSTRUCCIÓN

El PVC es por su resistencia y larga duración un material idóneo para aplicaciones constructivas ya que más del 60% de las aplicaciones del PVC tienen una vida útil superior a los 15 años y pudiendo llegar a los 100 años!. Esto implica una menor necesidad de sustitución de los elementos de la construcción por su desgaste natural, y el consecuente ahorro tanto en materias primas como en energía durante los procesos de fabricación e instalación.

La industria europea del PVC está realizando grandes esfuerzos para asegurarse de que el reto del Desarrollo Sostenible mejore el avance constante de los procesos de producción. Invirtiendo en tecnología ,reduciendo al máximo las emisiones y residuos e incrementando la recogida y el reciclaje.

Ventanas de PVC adaptadas a fachadas de edificios históricos
Ventanas de PVC adaptadas a fachadas de edificios históricos

El desarrollo socioeconómico y medioambiental no son enemigos sino cómplices, a esto se denomina Desarrollo Sostenible. Siguiendo estas mismas directrices y objetivos la Construcción Sostenible evalúa mediante una nueva tecnología, reconocida internacionalmente, a los edificios de una forma medioambiental. El PVC es parte de nuestra sociedad y una sociedad sostenible necesita productos que hagan el mejor uso de los recursos naturales y proporcionen una utilización prolongada ,rentable y tengan bajo impacto sobre el medio ambiente. La carpintería de PVC satisface todas estas exigencias. Se trata de un material que hace uso de los recursos de una manera eficiente para ayudar al bienestar de la gente con confort y seguridad.

La carpintería de PVC es un sector industrial plenamente comprometido con los mismos objetivos y propósitos que la Construcción Sostenible tal y como analizamos en los 6 puntos básicos en los que se desarrollan cronológicamente la metodología para el análisis medioambiental de un edificio de nueva construcción:

1-La extracción de sus materias primas y consumo de recursos.
Todas las empresas fabricantes de PVC como materia prima tienen concedida la ISO 14.001 medioambiental. El balance ecológico de la carpintería de PVC es favorable.

2-Producción y transporte.
La fabricación de la carpintería de PVC está altamente tecnificada y no produce ninguna emisión ni contaminación de ningún tipo. Los recortes de los perfiles de PVC rechazados en el proceso de fabricación se reciclan al 100%.

3-Periodo de vida útil.
La carpintería de PVC tiene una vida útil de 50 años, clasificándose el material como de “periodo de vida largo”, dentro de la construcción siguiendo la norma ISO14000.

4-Demolición.
En este caso la recuperación selectiva y separación de los materiales. Dentro de un proceso de demolición se obtiene un reciclado de los residuos existentes en un 100 % de los casos. La carpintería de PVC se recicla al 100%.

5-Recuperación de los residuos.
El sector de la carpintería de PVC subroga y participa en la iniciativa europea con los objetivos comunes al Compromiso Voluntario del 2010. Donde la industria de la carpintería de PVC con entidad propia busca incrementar las cantidades a reciclar al final de la vida útil de la aplicación y a encaminar un futuro sostenible para la carpintería de PVC. En la actualidad en España los residuos post-consumo de la carpintería de PVC son muy escasos debido a que lleva en España sólo 25 años y no se ha cumplido su periodo de vida útil.

6-Ahorrar energía es reducir contaminación.
Una de las prestaciones más relevante de la carpintería de PVC es su extraordinario y altísimo aislamiento térmico y acústico, y un aislamiento adecuado es fundamental para usar racionalmente la energía y reducir la emisión de CO2 a la atmósfera.
Además el mantenimiento de la carpintería de PVC es mínimo, sólo necesita agua y jabón neutro.

ventanas de pvc en zamoraLos perfiles de pvc, y las ventanas que con ellos se fabrican, aportan una estética muy actual y válida para todos los estilos arquitectónicos. Los innovadores sistemas de aperturas facilitan la limpieza de los cristales consiguiendo además una ventilación perfecta en todo momento.
La podemos obtener en todo tipo de acabados ,blanco, colores lisos o textura con imitación madera, con una garantizada estabilidad de color.
Pueden llevar incorporada la persiana, sin obra de fábrica .
Se pueden adaptar a obra nueva o de rehabilitación con o sin obra de albañilería, gracias a sus perfiles especiales acoplables a los premarcos o huecos existentes.

El consumo de las ventanas de PVC crece en la mayor parte de los países de Europa y el mundo por sus excelentes prestaciones, y por su versatilidad para cerramientos y ventanas de fachada. Un ejemplo de ello es el grado de participación de la ventana de PVC en el mercado en los distintos países se ha conseguido a coste de otros materiales. En alemania la cuota del mercado de la ventana de PVC es del 57%, en Polonia del 70%, en Francia del 60%, Irlanda 80%, Turquía 80%, etc…

A diferencia de lo que ocurre en Europa, en España el uso de la carpintería de PVC es más moderado, siendo las causas fundamentales de ello que su introducción en nuestro país es mucho más reciente y al gran desconocimiento por parte del público de las tecnologías avanzadas. La tendencia del mercado de las ventanas de PVC es de moderado crecimiento que se va a ir incrementando hasta conseguir una cifra que sea mas homogénea y cercana a la del resto de Europa, que es del 41,5%. El futuro del crecimiento del mercado del PVC se centra en el Sur y Este de Europa.
Para la fabricación de ventanas de PVC se requiere una elevada inversión inicial en maquinaria, ya que se trata de equipos muy avanzados y costosos. Los bastidores (marco y hoja) están soldados, por lo tanto son herméticos, y las máquinas rechazan las imprecisiones dimensionales. En las ventanas de PVC el producto final está perfectamente encuadrado. Esta exigencia tecnológica del proceso de fabricación es una ventaja que permite obtener el alto grado de confort que se disfruta en las viviendas, por su hermeticidad.

Dentro de la Península Ibérica (España y Portugal), la implantación de la ventana de PVC es muy variable. Donde más se coloca es en la zona Norte con una cuota casi “europea” del 36%. En el centro de la península el 18,4%, en Levante el 12,3%, en el Sur el 9,4%, y en Cataluña y Baleares el 14,7%.
Portugal tiene una cuota del 9,2%.

JOHANNESBURGO –KIOTO- VINYL 2010

En la declaración de Johannesburgo, del año 2002, los lideres mundiales declararon que el Desarrollo Sostenible es un elemento fundamental en la agenda internacional de todos los paises.
Una sociedad sostenible necesita productos que hagan el mejor uso de los recursos naturales. La carpintería de PVC reune estas características: por su resistencia, de larga vida útil, su excelente relación calidad precio y su bajo impacto sobre el medio ambiente.
Los compromisos tomados por la industria integrada europea se enfocan hacia la mejora de la producción e inversión tecnológica en la transformación y productos de PVC. En la misma línea se tiende a la reducción de las emisiones y residuos, incremen tando la recogida y el reciclaje.
La globalidad de la industria Europea del PVC ha firmado unas Cartas Industriales en las que se compromete a utilizar Las “Mejores Técnicas Disponibles” en sus procesos de fabricación tanto del monómero como del PVC . A finales del año 2002 más del 93 % de los centros de producción de PVC emulsión de Europa cumplían con estas Cartas Industriales.
Se está realizando un gran esfuerzo para asegurarse de que el reto del Desarrollo Sostenible se lleve a cabo.
ventanas-correderas-de-pvcLas conclusiones que se establecieron en la Declaración de Johannesburgo sobre “ Producción y Consumo Sostenibles, Energía y Productos Químicos son comunes a las los compromisos del programa VINYL 2010. Todos los esfuerzos van encaminados a contribuir a la evolución de comunidades y sociedades equitativas y sostenibles, tanto en la industria en general como en las empresas del sector privado con responsabilidad ,legalidad y transparencia. El proyecto VINYL 2010, entidad jurídica establecida en el año 2000 ,tiene como objetivo la gestión y supervisión responsables de las acciones emprendidas como parte del compromiso para tutelar el producto del pvc en todo su ciclo de vida. Fomenta la investigación a medio y largo plazo de la Fabricación del PVC, Aditivos plastificantes y Estabilizantes, Gestión de residuos y progreso y diálogo social.
El compromiso es aplicar las mejoras continuadas del producto a lo largo de el ciclo de vida del PVC.
En la edificación sostenible se viene trabajando con fuerza desde la cumbre de KIOTO en 1997. Se creó un compromiso en el cual 36 países industrializados firmaron un acuerdo internacional de protección al medio ambiente ,de reducción de las emisiones de gases GEI efecto invernadero en un 5,2%, evitándose la contaminación, la erosión del suelo.
El periodo de verificación del Protocolo de Kioto comenzará en el año 2008. La conciencia ecológica de los arquitectos y proyectistas les hace estudiar soluciones eficaces para preservar ,conservar y utilizar los recursos naturales.

Los cerramientos de PVC son un excelente indicador económico de prosperidad .Esto es debido a que los productos de PVC se utilizan en sectores económicos de primer orden, desde la construcción y el transporte , el envasado o la atención sanitaria. A los problemas planteados, la carpintería de PVC, es la solución, por su excelente compor tamiento energético y acústico y bajísima conductividad. Estas prestaciones confieren a la ventana de PVC una solución óptima para el cuidado del medioambiente.
La Unión Europea y los nuevos Códigos Técnicos de próxima aparición en España adoptan la directiva de reducir un 22 % el consumo energético de los edificios.
Las ventanas de PVC ,debido a sus excelentes y actuales prestaciones contribuyen al ahorro de energía y con ello a reducir las emisiones de CO2 ,en la línea de respeto y cuidado del medioambiente.

Fuentes consultadas:
ASOVEN (Asociación Ventanas de PVC) EDICIÓN ENERO 2004

 

1 Convención OSPAR para la Protección del Entorno Marino del Noreste Atlántico, Reunión Ministerial de la Comisión OSPAR, Sintra, 22-23 de Julio, 1998,Anexo 45, ref B.10
2 S-PVC indica PVC en suspensión y se refiere al método de fabricación, S-PVC se utiliza siempre para la fabricación de PVC-rígido, incluidos los perfiles de ventanas
3 Decisión PARCOM sobre Valores Límite de Emisiones, Mejores Técnicas Disponibles (BAT) para la Fabricación de PVC en Suspensión para EDC )dicloro etileno) y VCM (monómero de dicloro de vinilo)
4 Tabla de la Industria ECVM para la Producción de VCM y PVC (una contribución para el Cuidado Responsable (1) producido por ECVM 1995)
5 Chlorakall: Recomendaciones clave del Technlogy Foresight Programme para la Industria Química, DTI Chemicals and Biotechnology Division 1998
6 Carta a Chemicals week por el Prof. Christoffer Rappe, Profesor de Química Ambiental, Universidad de Umeu, Suecia 1997
7 Gestión de Recursos Ambientales, una Revisión de las Emisiones de Dioxinas en el RU, Her Majesty’s Inspectorate of Pollution, juko 1993
8 Citado
9 Aclocó, RE, Jones KC Introducción de Dioxinas en el Entorno: Una revisión de los datos de tendencia temporal y Propuestas de un Programa de Monitorización para detectar cambios pasados y futuros en el RU Institute of Environmental and Biological Services, Lancaster University, marzo 1996
10 Asociación de Fabricantes de Plásticos en Europa, Recuperación de energía a través de la no combustión de residuos plásticos mezclados y residuos sólidos urbanos, APME Publication, 1994
11 Carta a Chemical Week, por el profesor Christopher Kappe Profesor de Química Ambiental, Universidad de Umea, Suecia, 5 de junio de 1997
12 Relación entre el cloro en el flujo de residuos y las emisiones de dioxinas de los comburentes de la ASME H.G Rigo y otros, 1995
13 A. Tucker, J Grooot y P. van de Hofstad,El PVC en Europa, Preocupaciones Ambientales, Medidas y Mercados. Política de investigación TNO Instituto de investigación del Plástico y Caucho TNQ (KK) julio 1996
14 Chlorine Industry Review 1995-95 Eurochlor, Bruselas, 1996
15 Agencia de Protección Ambiental Sueca, Nota de Prensa, 28 de junio de 1996; La responsabilidad de los Fabricantes incluye el Reciclado de Plásticos PVC publicado en relación con la publicación de Hagstrom P, Oberg K. Desechado de Residuos de PVC. NaturvArdsverker, junio 1996, Suecia
16 Packlorsk Consultant AB, N de proyecto 215545 y 215574 para la Nordic Plastic Pipe Association, noviembre de 1995
17 Donnelly P, Posición legislativa actual de los estabilizadores utilizados en PVC, documentos de Valoración del Riesgo y Normativa Nacional e Internacional ECVM/ELSA/ORTEP 1996
18 Conclusions and Recommendation of the Workshop Plastics Additives Workshop (París) 20-21 de mayo, 1997 Convenciones de París y Oslo para la Prevención de la Contaminación Marina
19 Resumen de ECVM El PVC en el Incinerador de Residuos Sólidos Urbanos 1997
20 Heijbrg T. Degradación del PVC en la tierra, una evaluación teórica. Chalmers University of Technology, Suecia 1995
22 [bid] 23 The Consumer’s Good Chemical Guide, John Elmsley. WH Freeman and Co. (1994)
24 Basado en un resumen del Dutch PVC Information Centre, abril 1997
25 Barton y otros PVC in Plastics and construction materials, una valoración de su impacto sobre la salud humana y el entorno National Centre for Business and Ecology, junio 1997
26 Aspectos ambientales del uso de PVC en productos de edificación , CSIRO Science, 1998 segunda edición)
27 Tal como se indica en una carta al BPF del Ministerio (Octubre, 1997)
28 www.uniwelt.de/about.htm

Ventanas de PVC en Valladolid – karpenterium

karpenterium ventanas de pvc en valladolid

Ventanas de PVC en Valladolid de alto standing

Ventanas de PVC en Valladolid

Karpenterium dispone de una gran oferta en ventanas de PVC. Visitanos en Valladolid, no te defraudaremos!

El cerramiento de un edificio determina en gran medida su carácter, tanto a nivel visual como funcional y energético. Con nuestros sistemas de ventana de pvc en Valladolid, ponemos a su disposición los productos de calidad de una marca líder en el mercado. Las ventanas de karpenterium logran satisfacer todas las necesidades de aislamiento de un edificio situado en cualquier punto de la provincia de Valladolid, incluso las más exigentes. Te ofrecemos ventanas en Valladolid con el mejor sistema, único en su clase, que puede reducir las pérdidas de energía en hasta el 76%, manteniendo al mismo tiempo un confort óptimo.

Nuestra oferta es variada: sistemas de ventanas, puertas correderas elevables, puertas de calle y mallorquinas. Además de las innovadoras soluciones en forma de sistema le prestamos asistencia con servicios de primera categoría, que cubren todas las fases de la edificación, desde el proyecto del edificio hasta su realización.

Descubra nuestra variada oferta de productos y servicios relacionados con ventanas de pvc en Valladolid.

* Reducción de la pérdida de energía en la ventana para el caso de la sustitución de una ventana vieja de madera/PVC de los años 80 (U1,9, Ug= 3,0) por una ventana elaborada con los sistemas Karpenterium (U= 0,86, Ug= 0,5) (tamaño: 123 x 148 cm) 

¿Qué ventana de PVC comprar? ¿Qué debo mirar?

Ventajas de las ventanas y puertas modernas – La calidad de una marca para gente exigente

Valladolid, ventanas de PVC

Nuestros sistemas de carpintería de PVC cuentan con las más avanzadas tecnologías aportan el máximo rendimiento en todas las aplicaciones. Permiten tener en cuenta las demandas actuales e individuales en cuanto al aislamiento térmico y acústico así como al acabado antirrobo, cumpliéndolas con creces para la provincia de Valladolid, según los requisitos del Código Técnico de Edificación  su aplicación en Valladolid.

Vista de una sección de perfil de ventana de pvc con triple acristalamiento de Karpenterium

  • Sistema de ventana con refuerzo integral de acero
  • Solidez sobresaliente, gracias al material de alta tecnología
  • Mediante la utilización de acristalamientos adecuados, nuestras ventanas son aptas para casas pasivas
  • Ancho visto de 110 mm, para una entrada de luz óptima
  • Mayor facilidad de manipulado y montaje, gracias a una reducción de peso de hasta el 40 % frente a los sistemas de perfiles de ventana convencionales
  • Cámaras con función específica para la optimización de las propiedades termoaislantes mediante la utilización de módulos térmicos
  • Una gran profundidad del galce, de 50 mm, para poder alojar un acristalamiento triple
  • Gracias a la geometría rediseñada de las juntas, la presión de cierre es más reducida y, con ello, las maniobras de apertura y cierre perceptiblemente más fáciles
  • Superficie con acabado de alta definición: una calidad extraordinaria, una gran lisura y, gracias a ello, un cuidado especialmente fácil
  • Ecológico, puesto que es reciclable

¿Donde comprar ventanas de PVC en Valladolid?

Pincha en el siguiente enlace para encontrarnos!

Pídenos presupuesto de Ventanas de PVC en Valladolid

Garantía de las ventanas de PVC en Valladolid

Es importante a la hora de comprar unas buenas ventanas asegurarnos que además de un producto de calidad, algo evidente, que el producto tenga una garantía por escrito  que ésta tenga amplia cobertura del producto. Las ventanas que comercializa karpenterium cuenta con una garantía de hasta 10 años en la estructura y el color y cinco años para los accionamientos y aperturas motorizadas (persianas eléctricas). El vidrio también tiene garantía de 10 años excepto roturas producidas por golpes. Aún así, existe un servicio de mantenimiento que cubre opcionalmente también las roturas de vidrios, si el cliente no dispone de seguro de vidrio en su vivienda.

Karpenterium – Ventanas de PVC en Valladolid
C/ Cobalto 4702 Valladolid